JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO

Estados Unidos podría promover un boicot diplomático a China en los Juegos de Invierno

El gobierno de Joe Biden sopesa esta opción para denunciar los abusos contra los derechos humanos en China. El tema no se trató en la reunión de Biden con Xi Jinping.

0
El presidente de los Estados Unidos Joe Biden y el presidente de China Xi Jinping, durante la videoconferencia que ambos líderes mantuvieron el 15 de noviembre de 2021.
JONATHAN ERNST REUTERS

La administración del presidente de EEUU, Joe Biden, sopesa cómo abordar los próximos Juegos Olímpicos de Invierno que tendrán lugar en Pekín, lo que incluye la posibilidad de promover un boicot diplomático, aunque aún no ha tomado un decisión definitiva al respecto, informan medios locales.

Según la cadena CNN, que cita fuentes relacionadas con esta decisión que no identifica, la cuestión no fue tratada en la cumbre virtual que mantuvieron el lunes Biden y su colega chino Xi Jinping, dijeron funcionarios estadounidenses tras la reunión.

The Washington Post indica que se espera que Biden apruebe pronto una recomendación para no enviar funcionarios estadounidenses a los juegos. Normalmente, la Casa Blanca envía una delegación a las ceremonias de apertura y clausura.

Los legisladores demócratas y republicanos, incluida la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, han abogado por ese boicot diplomático en protesta por los abusos contra los derechos humanos en China, recuerdan medios locales.

E Incluso algunos republicanos han insistido en este tema y han defendido que tampoco acudan a los juegos de invierno atletas estadounidenses.

La Casa Blanca, sin embargo, se negó el martes a pronunciarse sobre si estaba previsto boicotear los próximos juegos chinos, los segundos que se celebran en Pekín.

"No tengo nada que agregar sobre ese tema. Pero puedo decirles que no fue parte de la conversación (de Biden y Xi)", dijo el subsecretario de prensa Andrew Bates a los periodistas a bordo del Air Force One.

La semana pasada, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, precisó que Estados Unidos y sus aliados están en "conversaciones activas" sobre cómo abordar los próximos Juegos Olímpicos de Invierno en China, recuerda la CNN.

Los juegos se celebrarán entre el 4 y el 20 de febrero próximos en la capital china.

Pekín se blinda contra el coronavirus a 80 días de los Juegos

Pekín exigirá a partir de hoy una prueba negativa de ácido nucleico a aquellos pasajeros que deseen acceder a la capital desde otras partes de China, y restringirá también la entrada a quienes procedan de un área en la que se haya registrado un caso de contagio local de covid en los 14 días previos.

Además, los viajeros deberán presentar un código verde en la aplicación anticovid del Gobierno local pequinés, recoge este miércoles la agencia de noticias Xinhua.

El portavoz de las autoridades locales Xu Hejian explicó el martes que, dadas las múltiples "conexiones regionales e internacionales" de la capital", el coronavirus "no ha de entrar ni expandirse" por Pekín, que acogerá los Juegos Olímpicos de Invierno desde el próximo 4 de febrero.

Para lograr ese objetivo, las autoridades de aviación civil "cancelarán inmediatamente vuelos directos hacia la capital" procedentes de lugares en los que se detecten casos locales.

Aquellos vuelos de zonas consideradas de riesgo que se mantengan verán el número de pasajeros limitado al 75 % de la capacidad y su frecuencia restringida a un trayecto diario, informa el oficial Diario del Pueblo.

Para vuelos internacionales, China mantiene los estrictos controles que comenzó a aplicar en marzo de 2020, que incluyen el veto a los turistas y una cuarentena obligatoria de al menos 14 días en un hotel.

Asimismo, 30.000 empleados que trabajan en la capital con productos congelados importados, a los cuales las autoridades chinas han culpado de rebrotes previos en el país, deberán someterse a pruebas de ácido nucleico cada tres días.

Pese a que, según los últimos datos de las autoridades locales, sólo existen 32 casos activos en la capital china, Pekín no quiere correr ningún riesgo a 79 días para los Juegos Olímpicos, que convertirán a la ciudad china en la primera del mundo en acoger unos Juegos de invierno y de verano.

Lo hará bajo unas estrictas medidas de prevención: la organización exigirá una cuarentena previa de 21 días tras llegar a Pekín a aquellos atletas que no estén vacunados y no se venderán entradas a espectadores llegados del extranjero.

Los atletas deberán permanecer durante su estancia en la capital china en una burbuja, un circuito cerrado que cubrirá todas sus actividades en la capital china.

El país asiático quiere proteger así su política de tolerancia cero contra el coronavirus, de la cual el Gobierno ha hecho uno de sus orgullos.

Desde mediados de octubre, China ha lidiado con un rebrote detectado a raíz del viaje de un grupo de jubilados por el centro y el norte del país que se extendió a la mayoría de provincias y que, según las autoridades sanitarias, fue causado por la variante delta, considerada más contagiosa.

Según las cuentas de la Comisión Nacional de Sanidad, el número total de contagiados activos en la China continental se situó ayer en 1.257 positivos.

Los casos detectados en los últimos días se ciñen sobre todo a la provincia nororiental de Liaoning después de que los nuevos contagios descendieran en el resto del país.