TOKIO 2020

Caterine Ibargüen se despide de los Juegos de Tokio sin medalla

La colombiana no pudo pasar el primer corte de la final del triple salto. Su mejor marca fue 14.25 metros. Yulimar Rojas rompió el récord mundial.

0
Caterine Ibargüen se va de Tokio sin medalla olímpica
Richard Heathcote Getty Images

Una leyenda del atletismo mundial se despide de los Juegos en el estadio Olímpico de Tokio. Medalla de plata en Londres 2012 y oro en Río de Janeiro 2016, es el legado que deja Caterine Ibargüen en el máximo escenario del deporte mundial. Este domingo 1 de agosto de 2021 estuvo en la final del triple salto intentando subir a un nuevo podio, algo que no consiguió al quedar eliminada en la primera parte. 

Ibargüen fue la primera de las 12 finalistas en saltar, su marca de inicio fue de 14.25 metros. Inmediatamente después llegó el turno para la mejor del mundo en la actualidad, la venezolana Yulimar Rojas, quien no defraudó al favoritismo y puso un récord olímpico con 15.41m. Patricia Mamona (Por), Shanieka Ricketts (Jam) y Ana Peleteiro (Esp) saltaban y se empezaban a pelear los primeros lugares. 

El segundo salto de Ibargüen fue el más bajo de los tres que hizo, estuvo en 14.01m. El tercero y definitivo, que la metía o sacaba de la segunda parte de la final, tampoco fue bueno y se quedó en 14.19m. Nueve rivales la superaron en las marcas y la colombiana no avanzó a los otros tres saltos que definían las medallas olímpicas de esta disciplina. 

La atleta de 37 años, quien no volverá a unos Juegos Olímpicos, se despidió de la pista con una gran sonrisa y un beso a la cámara que la enfocó. Mostró su grandeza y el porqué es considerada una de las grandes figuras del deporte mundial. La derrota no apagará nunca tu legado, gracias Caterine Ibargüen.

Yulimar Rojas rompe el récord mundial y gana el oro

"Estoy en llamas", advirtió Yulimar Rojas hace unas horas en AS. La venezolana tuvo una noche de ensueño en la final de Tokio 2020 y rompió todas las marcas del salto triple femenino. Primero quebró el récord olímpico con sus 15.41 metros y en el último salto, el sexto, lo hizo con el récord mundial. Voló para conseguir un 15.67 que entra en la historia. Nadie había podido romper el registro de Inessa Kravets (15.50) de hace 26 años.

Con Rojas adueñándose del oro desde el inicio de la competencia, la plata y el bronce fueron para Patricia Mamona de Portugal con 15.01m y Ana Peleteiro de España con 14.87m.