JUEGOS OLÍMPICOS | BOXEO

Reyes Pla vs La Cruz, algo más que un combate por la medalla

El español, nacido en La Habana, se mide con su excompatriota en un combate (viernes, 12:54) cargado de connotaciones políticas. La victoria supone el bronce.

Tokio
0
Reyes Pla vs La Cruz, algo más que un combate por la medalla

Emmanuel Reyes Pla, el Profeta venido de La Habana para conquistar una medalla con España, disputa este viernes (12:54 horas en la península) "algo más que un combate". Así lo califica Chano Planas, el promotor y preparador que acogió al peso pesado cuando llegó a A Coruña hace cuatro años. El boxeador huyó de su país en un periplo por Rusia, Bielorrusia, Austria, Alemania y Francia que incluyó internamientos en centros de refugiados hasta recalar en Galicia con su familia. De entonces, Planas recuerda que Reyes Pla tenía "menos fondo físico que un charco" por la angustia y la falta de entrenamiento. Sin embargo, en los Juegos de Tokio, pleno de fuerza, le toca medirse con un excompatriota, el cubano Julio la Cruz, que tiene la misión de aplastar a un 'gusano', como llaman en la isla a los que se marcharon. Quien gane será ya bronce, porque en boxeo se reparten dos.

Reyes Pla (28 años) recetó en su debut un espectacular KO al kazajo Vassiliy Levit, actual subcampeón olímpico, lo que le sitúa delante de La Cruz, campeón del semipesado en Río 2016 y cuatro veces mundial. Un excompañero de selección que le cerraba el paso (él competía en ese peso) y una de las razones por las que se decidió a salir del país para buscar otros horizontes, harto de que su federación no apostara por él. "La Cruz carga mucha presión encima, porque la pelea tiene también connotaciones políticas", advierte Planas. Es evidente. Reyes Pla, tras mandar a la lona a Levit, animó al pueblo cubano "a seguir luchando y tomar su libertad".

Un duelo que, sin embargo, estuvo a punto de truncarse. Reyes Pla vivía en España en situación irregular, por lo que Planas le animó a debutar en el campo profesional, donde podrían obtener una licencia. "Estaban los carteles hechos cuando llegó la llamada de la Federación Española y pensamos que sería una buena baza", relata. En A Coruña están afincados su abuela, su padre y su tío, que regenta el bar El Cubanito, su apoyo cuando llegó a España. Pero no dudó en trasladarse a la Blume de Madrid para integrarse en la selección olímpica cuando llegó la propuesta. Después llegó su nacionalización en enero del año pasado. Ahora está donde quiere. En unos Juegos y ante la posibilidad de una medalla. También luchará por ella, en el semipesado (81 kg), el riojano Gazi Jalidov esta madrugada (06:06 horas), frente al ruso Imam Khataev.