NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Vallejo forma un tapón

El central aragonés se inclina por quedarse en el Real Madrid pese a contar muy poco, lo que deja sin sitio a los Gila, Chust o Rafa Marín, procedentes de la cantera.

Actualizado a
Vallejo y Valverde, con el Real Madrid.
DAVID GONZALEZDiarioAS

La llegada de Antonio Rüdiger al Real Madrid ha apretado aún más la competencia en la defensa blanca, si bien las piezas parecen claramente colocadas de salida: Carvajal es el titular en el lateral derecho, el alemán y Militao serán los centrales y Alaba pasará al lateral izquierdo; Lucas Vázquez (y ya veremos si Odriozola), Nacho y Mendy apuntan a la segunda línea, donde figura también Jesús Vallejo, el que ha sido el cuarto central durante todo el curso 2021-22 y que, según ha detectado el Real Madrid, quiere seguir ejerciendo ese papel.

Vallejo tiene contrato hasta junio de 2025 y en el club es muy apreciada la actitud que siempre ha tenido, tanto en sus cesiones a Eintracht de Frankfurt, Wolverhampton y Granada, como en los tres años que ha pasado en la primera plantilla (2017-18, 2018-19 y 2021-22). Siempre ha sido el cuarto en una carrera de cuatro corredores, pero no ha puesto ni una mala cara ni ha hecho una declaración de tinte negativo. Y esta temporada, Carlo Ancelotti acabó poniéndole como ejemplo.

“Me gusta poner el ejemplo de Vallejo, que apenas había jugado y cuando sale contra el City cinco minutos ganó todos los duelos aéreos... Se merece jugar más porque su profesionalidad es lo más alto que hay en el fútbol”, explicó Ancelotti en el tramo final de la temporada. Tras la remontada en casa ante el City, en la caseta, centró una parte de su felicitación en el aragonés, y la corroboró con hechos: fue titular en cuatro de las últimas cinco jornadas de Liga, completando tres de esos cuatro partidos.

Vallejo, con el Real Madrid.
Ampliar
Vallejo, con el Real Madrid.

Sin embargo, hay una realidad insalvable: esas oportunidades llegaron en Liga cuando el Madrid ya se había proclamado campeón, en la final de la Champions ante el Liverpool Vallejo fue uno de los descartados y, hasta el duelo en que el Madrid certificó el título de Liga, ante el Espanyol, el central apenas había jugado 19 minutos en toda la temporada. Ancelotti está encantado con su actitud y su entrega, pero claramente no le ve para competir por un puesto.

Sin embargo, esos elogios en el final del curso por parte de su entrenador llevan a Vallejo a inclinarse por seguir en el equipo blanco el curso que viene. El mercado de verano es largo y puede dar lugar a giros de guion, pero a día de hoy la idea de Vallejo es continuar en el Madrid. Y eso, de forma inevitable, genera un tapón que impide que los canteranos blancos puedan optar a una plaza en la primera plantilla blanca.

Chust, Gila, Pablo Ramón y Rafa Marín

Son cuatro los principales afectados por esta situación: Chust, Gila, Pablo Ramón y Rafa Marín. En especial el primero, que ha cuajado un curso estupendo en el Cádiz, donde ha ganado mucha experiencia a primer nivel: ha jugado más de 2.200 minutos en su primer curso como profesional. Sus opciones como potencial cuarto central blanco estaban intactas, pero en estos momentos no tiene sitio si Vallejo no sale. Con solo un año más de contrato con el Madrid, se impone una nueva cesión (previa renovación) o un traspaso. El Cádiz ha mostrado interés en que se quede, y desde Italia ha llegado interés por parte de la Lazio de Roma.

Chust, jugador del Madrid cedido en el Cádiz.
Ampliar
Chust, jugador del Madrid cedido en el Cádiz.JUAN AGUADODiarioAS

El siguiente en la lista es Gila, el central del Castilla que más ha gustado a Ancelotti esta pasada temporada. Un defensor de físico potente y gran zancada que tiene varias propuestas, de dentro de España y también de fuera, sobre todo de Italia y Alemania. Aunque el que anda más cerca de su incorporación es el Getafe, en forma de cesión o de traspaso por la mitad de sus derechos.

Y luego están Pablo Ramón y, sobre todo, Rafa Marín, los otros dos centrales del filial. El primero ha pasado algo inadvertido este curso, pero es un central de buenas condiciones, con gran manejo de balón, que puede jugar como lateral izquierdo y que además ya lleva dos años en el Castilla. Marín, por su parte, es una de las joyas de La Fábrica, pero entrará ahora en su segundo año en el filial de Raúl y, a sus 20 años recién cumplidos, da la sensación de que su oportunidad de lograr ficha en el primer equipo será en 2023.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?