NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BLANQUIVIOLETAS POR EL MUNDO

Pedro López: “Echo de menos el frío... me siento pucelano”

El que fuera capitán del Real Valladolid recuerda una época muy bonita del Pucela con el ascenso de 2007. Ahora enrolado en el staff del Levante, mirará atentamente lo que pase el viernes entre Real Valladolid y Huesca en El Alcoraz.

Actualizado a
01/04/22
LEVANTE UD
CIUDAD DEPORTIVA
ENTRENAMIENTO PREVIA
ALESSIO LISCI
PEDRO LOPEZ
MORALES
ALBERTO IRANZODiarioAS

Pedro López, alias ‘Pechito’, siempre será uno de los capitanes del Real Valladolid. Un tipo de eterna sonrisa, siempre afable y protagonista de una época dorada del Real Valladolid en la era Mendilibar. Tras dejar el Pucela, vivió otra etapa larga (ocho años) en el Levante y acabó su carrera en el Huesca (dos campañas, de 2019 a 2021), por lo que este viernes estará muy atento a lo que hagan dos de los equipos cuyas camisetas vistió. Tras dejar el fútbol activo, volvió a casa, a Valencia con su familia buscando estabilidad y ahora trabaja dentro del equipo técnico del Levante, por lo que sigue muy de cerca ligado al balón y a la competición. Valenciano de pro, confiesa que su corazón también es blanquivioleta.

Hace poco que dejó usted el fútbol activo, cuéntenos ¿qué hace ahora mismo en el Levante?

Estoy en el Levante de asistente técnico, echando una mano en el día a día al cuerpo técnico, aprendiendo mucho del míster y ayudando tanto dentro del campo en los entrenamientos, como en el trabajo de los despachos que también tengo asignado y también hay que hacerlo.

Supongo que echa de menos el fútbol y esta es una manera de seguir vinculado y seguir pisando césped...

Sí, incluso a veces me meto en los entrenamientos, en los rondos o en ejercicios de posesión cuando hay lesionados y hay que completar grupo. El hecho de estar todos los días poniéndote las botas y saltando al campo, minimiza un poco esa depresión post profesional que puedes tener; estoy muy bien y muy a gusto.

Imagino que es una labor similar a la que ha estado haciendo su amigo Álvaro Rubio hasta ahora...

Eso es, la misma, de hecho yo llamé a Álvaro Rubio para que me diera algún consejillo y estuvimos hablando. Estuvimos muchos años juntos en aquel Real Valladolid.

Ya que están tan ligados, no sé si es un espejo en el que mirarse y si él ha dado el salto al Promesas ¿usted se plantea entrenar en algún momento como primer entrenador?

De momento no, no me lo he planteado así, no me apetece, más que nada porque acabo de ser papa otra vez de un niño y ser entrenador no es sólo salir al campo, entrenar y ya está... ser entrenador conlleva tener que cambiar constantemente de ciudad, mover a toda la familia y es algo que ahora no me apetece y no lo veo, pero de aquí a unos años ya veremos, pero a día de hoy, no lo veo.

Hablaba usted antes del ‘su’ Real Valladolid, del que fue capitán y los recuerdos no pueden ser mejores, ¿no?

La verdad es que sí. Cuando dejas el fútbol y repasas tu carrera deportiva te quedas con los buenos momentos, con los grandes amigos que has hecho en todos los equipos y Valladolid es una ciudad que me ha dado muchísimo, de hecho mis hijos nacieron en Valladolid; también en Valladolid vivimos un descenso y algún ascenso, algún disgusto y muchas alegrías; es una etapa en mi vida increíble y muy bonita. También conocí gente espectacular fuera del fútbol.

Con estos datos, es lógico pensar que tiene parte de su corazón pintada de blanco y violeta...

Sí, siempre, yo siempre y no sólo por el hecho de jugar allí o ser capitán, sino porque yo considero que la gente de Valladolid a mí me ha tratado de una forma espectacular. No es sólo por jugar seis campañas en el Valladolid, es que yo me siento pucelano y lo digo sinceramente y como ya dije, hasta mis hijos nacieron allí. Siempre que puedo veo los partidos y aunque ya no queda tanta gente de mi etapa, ese sentimiento siempre te tira.

¿Qué echa de menos de lo que vivió en Valladolid? ¿el frío tal vez?

Sí, sí (risas), sobre todo el frío que los primeros años las pasé canutas con el frío, pero en general echo de menos el día a día en la ciudad. Yo firmé tres años y renové otros tres porque me sentía muy identificado ya no sólo con el club, sino con la ciudad y con su gente, con los aficionados que siempre me respetaron mucho. No me puedo quedar con una sola cosa ya que para mí Valladolid es una ciudad increíble, tiene de todo y no me podría quedar sólo con una cosa, pero evidentemente el grupo humano del que formé parte con Mendilibar fue muy importante. Mendi logró hacer un grupo que si le preguntas a cada jugador de esa etapa, te dirá que se queda con la unión que había en aquel vestuario.

Cuéntenos un secreto, ¿por qué le llamaban ‘Pechito’ y si aún hoy se lo siguen llamando?

(Más risas) Nunca me lo habían preguntado; fue un mote de mi época en Valladolid y salió de un día que estábamos en el gimnasio haciendo pesas y de cachondeo al levantarme les dije ‘mira que pechazo tengo’ y quiero recordar que fue Bizzarri el que dijo lo de ‘Pechito’ y así me quedé. Empezó el ‘Pipo’ Bizzarri, después Tote... y estos contaminaron al resto y hasta Mendi en los partidos me gritaba: Pecho, Pechito...

<strong>GOLEADA.</strong> El Valladolid consiguió una cómoda victoria en Zorrilla ante el Deportivo.
Ampliar
GOLEADA. El Valladolid consiguió una cómoda victoria en Zorrilla ante el Deportivo.Felipe Fernández

Es típico en los grupos lo de los motes, por ejemplo Óscar Sánchez era el ‘Ñapas’...

í, sí, ‘el Ñapas’ (risas), o Marcos era el ‘Abuelo’ y en los partidos se lo gritaba para llamarlo y todos nos íbamos quedando con motes y si en el día a día de los entrenamientos se lo llamas, luego en los partidos te sale automático igual, te sale ‘Abuelo’, ‘Ñapas’, ‘Chingu’, ‘Nano’... y a mi me pusieron ‘Pechito’.

Y después de tanto tiempo ¿se lo siguen llamando?

No, sólo fue en Valladolid, pero el otro día jugamos contra el Mirandés que tiene a Alfredo Merino como director deportivo, vino al Ciudad de Valencia y nada más verme ¡Pechito, Pechito...! y yo pensé ¡cuánto tiempo sin que me llamaran así! Me trae muy buenos recuerdos.

Cambiando de tercio, el viernes juegan dos de sus equipos, el Huesca y el Real Valladolid, me imagino que por tema profesional lo verá, pero también por una cuestión más emocional...

Son partidos que gusta ver y cuando has jugado en esos equipos te apetece más verlos. Estaremos pendientes de lo que pasa y a ver que tal. Siempre ha habido igualdad en Segunda, pero parece que este año aún hay más, da igual la clasificación de los equipos, los partidos están súper ajustados y cualquiera te puede ganar. Va a ser un partido interesante.

¿Cómo se ve la trayectoria del Real Valladolid?

Yo no he percibido ese mal estar que se respira por los resultados del inicio de campaña o por el tema del escudo o del club. La Segunda División es tan larga... empezaron mal, pero ahora están muy bien y veremos lo que les dura esta buena racha; si tu miras, quitando al Leganés, al resto de equipos y al final todos pasan por rachas, por distintas etapas y momentos en la Liga. Por ejemplo nosotros en el Levante estamos en la fase negativa, llevamos cinco partidos sin ganar, encajando goles... cuando hace un mes y medio estuvimos seis partidos seguidos con portería a cero. Son rachas y el Valladolid está ahora muy bien y a mí personalmente, sin colores, me gusta el fútbol que propone porque es bonito de ver, porque juega muy bien por dentro y los laterales llegan muy bien por fuera, atacan bien los espacios, llega mucha gente a zonas de remate y son partidos bonitos de ver. El Valladolid me gusta y pienso que es un equipo muy difícil de ganar y creo que estará seguro muy arriba al final de la campaña.

Hemos hablado de recuerdos, pero me gustaría saber si guarda cosas de su etapa pucelana...

Tengo todas las camisetas de los años que estuve allí y tengo una foto con Raúl González en el Bernabéu, la foto de capitanes... son recuerdos que guardo, también muchas fotos más y algunas otras cosas que me gusta tener como un tesoro.

Me consta que tiene en su agenda una visita pendiente a orillas del Pisuerga, ya que hace mucho que no le vemos por Valladolid...

Me quiero escapar en diciembre, porque no he vuelto desde que me fui y quiero ir pero no sé si voy a poder... vamos a ver si el bebé nos deja y también tenemos que ver los días que nos da el míster aquí en el Levante en Navidad... veremos si nos podemos acercar, pero es algo que tengo pendiente y me gustaría mucho ir a Valladolid muy pronto.

<b>REFUERZO. </b>Pedro López podría jugar con el Levante en Primera.
Ampliar
REFUERZO. Pedro López podría jugar con el Levante en Primera.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas