NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL SOCIEDAD

Mikel Oyarzabal, ante la recta final de su recuperación

El capitán eibarrés ha tenido una semana de descanso, pero ya está de vuelta con la mirada puesta en volver a los terrenos de juego el 21 de diciembre contra el Coria en la Copa del Rey

Actualizado a
Oyarzabal se ejercita en Zubieta
Real Socied

Las instalaciones de Zubieta recuperan poco a poco su actividad, después de siete días bajo mínimos. Imanol Alguacil decidió dar una semana de descanso a toda su plantilla para que refrescaran la mente y recuperasen impulso de cara a la vuelta de la competición, que se presume tan exigente y complicada como la primera parte de la temporada. También frenaron un poco su actividad de recuperación los lesionados, que son los que menos ‘vacaciones’ van a tener en este parón por el Mundial de Qatar, para que aceleren todo lo posible en su regreso a los terrenos de juego. Entre ellos está Mikel Oyarzabal, que ya se vuelve a machacar en Zubieta para afrontar con garantías la que se supone que es la recta final de su definitiva recuperación.

El capitán eibarrés ha tenido siete días de descanso, toda la semana pasada, para airear la cabeza y salir de la rutina en la que estaba inmersa desde hace ya tiempo, con su enorme trabajo en Zubieta para recuperarse de su grave lesión de rodilla. Oyarzabal ha vuelto este lunes a entrenarse en solitario, con mucho trabajo en el interior del gimnasio, con una idea muy clara en la cabeza: intentar regresar a los terrenos de juego el miércoles 21 de diciembre contra el Club Deportivo Coria en el partido de la segunda ronda de la Copa del Rey. Para ello queda todavía tiempo, porque estamos a un mes de que se reanude la competición, así que tiene tiempo de sobra para rematar la faena de su recuperación. De momento, se le ha visto con zapatillas haciendo ejercicio físico estático en el interior de las instalaciones, un trabajo con diferentes elementos dirigido a fortalecer su rodilla y seguir previniendo otro tipo de sobrecargas musculares que podrían retrasar su proceso de recuperación.

El eibarrés está quemando las etapas que estaban previstas, con los contratiempos normales y habituales en una lesión como la de la rotura del ligamento cruzado de la rodilla. La vuelta a una actividad intensa tras casi un año entero sin competir ni entrenar al mismo ritmo que el resto de los compañeros suele acarrear problemas musculares que se están tratando de minimizar todo lo posible. Por esa razón no se quiso correr antes del Mundial para evitar riesgos, ni siquiera contra el modesto Cazalegas. Pero ahora Oyarzabal está mucho mejor, el descanso le ha venido bien, y se le notaba sonriente en Zubieta. No obstante, para que pueda tener la posibilidad de consumarse su esperado regreso a los campos de juego en partido oficial, antes deberá aparecer en las alineaciones de Imanol en alguno de los dos amistosos previstos para antes de la vuelta de la competición. Con esa previsión se trabaja, pero sin ninguna prisa. Pasada la posibilidad de jugar el Mundial, algo que intentó y que le dolió no conseguir, pero consciente de que era todo muy arriesgado, la idea es pisar con pies de plomo, y volver solamente cuando esté realmente seguro de que no va a sufrir ninguna recaída. Se espera que la próxima semana, Oyarzabal pueda entrar con todos sus compañeros en los entrenamientos a las órdenes de Imanol. Será un paso clave más para su vuelta definitiva.

Junto a Mikel Oyarzabal, también han vuelto a los entrenamientos este lunesotros futbolistas que ocupan la enfermería de la Real Sociedad desde hace tiempo. Es el caso de Aihen Muñoz y el francés Mohamed Ali Cho, a los que ya se ha visto incluso calzarse las botas para tocar balón sobre el césped. En el caso de ambos su vuelta al trabajo con el resto de sus compañeros parece que está muy cercana, y puede darse desde el 2 diciembre, fecha en la que está previsto que se reinicien los entrenamientos en Zubieta. También han vuelto al trabajo dos jugadores que estaban en el filial el año pasado, Alex Sola y Jon Karrikaburu, que han terminado con alguna molestia esta primera parte de la temporada. Junto a todos ellos estaba Umar Sadiq, trabajando en solitario, y recibiendo tratamiento de fisioterapia. Para su vuelta todavía queda bastante, al recuperarse de una reciente lesión grave de rodilla.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?