NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LEVANTE UD

Nafti: “Somos un equipo de Segunda, no uno de Primera en Segunda”

El técnico aterriza en Orriols con ilusión y admite, en su presentación, que es un “lujo” entrenar a un club como el Levante.

Actualizado a
Nafti: “Somos un equipo de Segunda, no uno de Primera en Segunda”
Levante UD

¿Qué papel va a tener en la confección del proyecto?

Ya hemos empezado a trabajar, no es de un día para otro, llevamos varios días trabajando con Felipe, aunque antes de profundizar me gustaría agradecer las palabras del presidente. La gente que me conoce sabe que soy un tío sentimental y recibir todo ese cariño en tan poco tiempo, me llena y es un honor poder estar aquí. Es una responsabilidad, me gustan los desafíos y estamos preparados para volver al Levante al lugar que se merece. Estamos organizando y hay trabajo por delante, más después de consumir un descenso. El camino es largo, nos queda menos de un mes para empezar la pretemporada y Felipe me pone al día. Iremos confeccionando la plantilla con el paso de los días.

¿Cómo se definiría usted?

Esa pregunta nunca me ha gustado, porque no me gusta hablar de mi mismo. Me identifico con las últimas palabras del presidente, yo solo entiendo el trabajo, la humildad, me gusta que mis equipos sean ordenados, intensos, vengo de vivir dos experiencias en Segunda donde el objetivo era distinto. Yo me defino como entrenador un poco cómo yo era de jugador. Me gusta que mis jugadores corran mucho y bien.

Tras dos experiencias en Segunda en los que el objetivo era salvar la categoría, ¿siente que da un paso al frente?

Totalmente. Llevo cinco o seis años entrenando, contando mis experiencias en Segunda B. Tengo la sensación que cada temporada vamos subiendo escalones. Es mi primera experiencia a nivel profesional empezando desde el inicio el proyecto. Creo que lo merecemos y sobre todo que no conocemos el techo. Sé que estamos en el buen camino. Sé que no ha sido fácil y estamos preparado para todo.

¿Cómo han sido estas últimas semanas de negociación?

Nada más terminar la última jornada de Segunda, a través de mi entorno profesional nos pusimos en contacto con el club, en concreto con Felipe, y a partir de ahí él me dijo que no tenía prisa para elegir a su entrenador. Él tiene una experiencia suficiente. Hemos tenido varias reuniones, pero desde el primer minuto hemos hablado el mismo idioma y he notado una confianza tremenda.

Dice que hablan el mismo idioma, ¿comparte que un director deportivo y un entrenador comparta todo en el día a día?

Pero eso no es solo un trabajo colectivo en el verde. Es un trabajo de equipo. En todos los lugares donde yo he estado, he pedido ayuda a mi entorno. Un entrenador no puede verlo todo y un director deportivo, desde su perspectiva, es parte del cuerpo técnico. Estamos aquí todos para sumar. Yo tendré que tomar decisiones, las máximas decisiones a nivel deportivo, pero yo necesito ese entorno. Soy una persona inquieta y necesito respuestas para todo.

¿Hasta qué punto es importante coger el equipo en junio?

No te voy a engañar. Para nosotros es una tranquilidad. No llegar con las maletas de un día para otro y tener un partido de Liga. Ahora tenemos tiempo, así que habrá más tiempo para reflexionar y trabajar. Es una tranquilidad.

¿Hay mucha gente que no cree en el proyecto con Nafti por todo lo que ha pasado, qué se le puede decir a esa gente?

Detrás de un micrófono no estoy para convencer a nadie. Yo estoy para trabajar y demostrarlo. Me quedo con lo vivido en mis dos últimas experiencias. Los comentarios que importan no son cuando uno llega sino cuando uno

¿Qué Levante quiere que se vea en el campo?

El Levante hoy va a competir en Segunda División. Vamos a ver un equipo de Segunda División, no un equipo de Primera en Segunda. El Levante va a competir este año contra los cuatro equipos recién ascendidos de la Primera RFEF. Necesitamos más humildad que los demás equipos, no quiero que nos vean como un equipo que ha descenso. Agresivo intenso, bien trabajado, que maneje bien el balón parado, las fases de juego y si a partir de ahí podemos tener un equipo vistoso, mucho mejor, pero somos un equipo de categoría de Segunda División. Y cuanto antes lo asimilemos todos, mucho mejor.

¿Al Levante se llega con los ojos cerrados o es un caramelo envenenado?

Un caramelo envenenado no creo, porque entrenar al Levante es un lujo para muchísimos entrenadores. Cualquier entrenador sueña con mirar hacia arriba y no hacia abajo. Dentro de tu pregunta está la respuesta, has hablado de acabar líder. La Segunda División es lo que le pasó al Eibar. Son 42 jornadas muy complicadas y habrá que estar preparado para todo. Solo por el hecho de bajar de Primera no tienes ningún derecho, te vas a enfrentar a equipos muy motivados y va a ser complicado, pero para eso estamos aquí, para afrontar ese reto.

¿El objetivo es ascender?

Sí. Obviamente.

¿El grupo que tiene ahora le sirve o hay que cambiarla mucho?

La plantilla del Levante tiene talento. Otra cosa es que ciertos futbolistas no quieran competir en la división de plata. Ese es otro debate. Ahí tiene que intervenir más la dirección deportiva. Lo que tengo claro es que no voy a empezar la Liga con jugadores que no quieran estar aquí, luego intervienen más factores, pero yo quiero que mis chicos en el verde estén orgullosos de representar esos colores, más allá del talento y el currículum. El currículum en Segunda es secundario, aquí lo importante es querer correr y competir.

¿Ha hablado ya con Felipe Miñambres sobre qué jugadores van a salir?

Obviamente en un mundo perfecto me gustaría poder contar con todos los que están aquí, que han competido en Primera. Pero será más complicado que todos quieran estar. Lo bueno de todo esto es que vamos en el mismo camino y es importante a la hora de trabajar.

¿Qué papel va a tener en la planificación?

He contestado a una parte de esa pregunta diciendo lo del trabajo en equipo. Felipe hablando a nivel individual me ha mantenido al día con todo y me ha pedido mi opinión en todo.

¿Va a hacer un equipo muy físico y se puede con lo que tiene?

Parte de mi trabajo es convencer a la gente. Hasta ahora no me ha ido mal en ese sentido. Mi trabajo es convencerles, no obligarles, a mi no me gusta obligarle.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?