NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

El ‘Huracán Junior’ del Madrid

Liberto, hijo del exboxeador Pablo Navascués, vuela en Valdebebas y ahora en la Selección Sub-16. En dos años con Arbeloa en el infantil ha experimentado un gran crecimiento.

Actualizado a
Liberto Navascués, con el Cadete madridista.

Liberto Raúl Navascués Vicente (Madrid, 15 años) vuela como una mariposa en el Real Madrid y en breve picará como una avispa en la Sub-16 española. El lateral izquierdo es uno de los talentos emergentes de La Fábrica y las analogías con el boxeo le van al pelo porque por sus venas corre sangre de púgil. Es hijo de Huracán Pablo Navascués, dos veces campeón de España del peso medio hace casi una década y uno de los boxeadores españoles más destacados y mediáticos de este siglo. El pequeño Liberto no ha optado por el cuadrilátero y está llevando su carrera deportiva por el rectángulo de un terreno de juego.

Es un lateral tan ofensivo que le gusta vestir el dorsal 11, declaración de intenciones. Liber, como se le conoce en Valdebebas, pegó un estirón futbolístico hace dos temporadas con el Infantil de Arbeloa tras formarse en el Rayo Vallecano y ahora forma parte del grupo de cinco canteranos blancos (los otros son Melvin Ukpeigbe, Jaime Pascual, Diego Martínez y José María Arévalo) que están dentro de la lista de José Lana para la Sub-16. Todos ellos estarán dentro de una sesión de tres días de entrenamientos del joven equipo nacional en Las Rozas entre el 3 y el 6 de octubre.

Liberto, en un partido de la temporada pasada.
Ampliar
Liberto, en un partido de la temporada pasada.

Papá Pablo, ahora metido en la música

La carrera de Pablo Navascués, que por momentos fue considerada la del heredero de Javier Castillejo y que se vio frenada por un episodio con la Justicia en la que fue condenado injustamente de un apuñalamiento del que era inocente (pasó dos meses en la cárcel antes de ser liberado), ha ido por otros derroteros desde que colgó los guantes. Huracán, como se le apodó por la similitud de su caso con el de aquel Robin Hurricane Carter al que cantó Bob Dylan, se ha zambullido, a su manera, en el mundillo musical.

Porque desde hace tiempo, el exboxeador se dedica a entrenar a Dani Martín, que además de guantear con el antiguo campeón se lo ha llevado de gira para ayudarle a mantener esa preparación marcial de los púgiles antes de los conciertos. El cantante ha mostrado varias veces vídeos de sus sesiones con Navascués, que alterna su trabajo en su gimnasio con esos escarceos desde el otro lado de las cuerdas en la industria musical con observar a su hijo Liber progresar en el Real Madrid. Y ahora, también, con la camiseta de la Selección...

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?