NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LEVANTE

El adiós del Comandante

José Luis Morales, el jugador con más partidos y goles de la historia del Levante en Primera, pone punto y final a su historia en el club tras once años en la entidad.

Actualizado a
25/02/22 PARTIDO PRIMERA DIVISION 
 LEVANTE - ELCHE 
 PRIMER GOL JOSE LUIS MORALES 1-0 ALEGRIA
DAVID GONZALEZDIARIO AS

La noticia cayó como un terremoto en Orriols. José Luis Morales, el jugador con más partidos (254) y goles (63) de la historia del Levante en Primera División, pone punto y final a su historia en el club tras once años en la entidad, entre filial y primer equipo. La mayor leyenda que ha pisado el Ciutat de València se marcha al Villarreal, con el que la próxima semana cerrará un acuerdo por las dos próximas temporadas.

Su salida deja un hueco irremplazable en la plantilla. Se marcha el capitán, el estandarte del club, la bandera de un Levante diferente futbolísticamente en los últimos años. Un jugador con una capacidad innata para hacer del gol una obra de arte y que deja recuerdos imborrables en la retina de los aficionados granotas, que ayer recibieron la noticia como un directo al mentón. Más tras las declaraciones del propio jugador, jurando amor eterno y hablando en primera persona para pelear por devolver al Levante donde merece: "El Levante es mi casa y jamás querría abandonarla".

Ahora el club y Felipe Miñambres están en la obligación de recomponer el equipo en torno a otra figura. Es por ello que se ha trasladado una oferta de diez años a Pepelu, otro jugador forjado en la casa, tal y como avanzó Deportes Cope Valencia, para ser el jugador franquicia de lo que está por venir. Acción, reacción. Pero lo cierto es que el desenlace puede ser el mismo, con el dianense tomando la puerta de salida después de años esperando una oportunidad y tras brillar al ponerlo en el escaparate en su último año de contrato. Otra mala gestión.

El Levante apostó por un desconocido de 24 años para su filial, un jugador que, por edad, no podía subir al primer equipo, pero los informes de su descubridor, Juan Luis Mora, fueron su gran aval. Su fútbol, escurridizo e irreverente se forjó en el Parque de San Isidro de Getafe. Dos temporadas con el Atlético Levante (la primera con ascenso a Segunda B y la segunda rozando la promoción al fútbol de plata) bastaron para dar el salto al fútbol profesional, con una primera parada en Eibar, ya con 26 años.

Tras brillar en el cuadro armero, con 38 partidos y tres goles, José Luis Mendilibar frenó su salida y ahí comenzó a forjar su leyenda. Fue la mejor aportación del técnico de Zaldibar, que tan solo duró ocho jornadas en la entidad. Pero la semilla ya estaba plantada. Morales se estrenaba en la élite con 27 años, convencido de que podía dar la talla en la máxima categoría del fútbol español. Su irrupción, tardía por tiempos, rebasó todas las expectativas.

Su primera temporada en el primer equipo del Levante fue una declaración de intenciones. 36 partidos, tres goles y la confirmación de que el '11' había llegado para quedarse. En aquel año marcó uno de los goles más icónicos de su carrera. Recogió el balón en el centro del campo del Ciutat, galopó hasta la frontal, tiró de bicicleta para abrirse espacio ante Gayá y decidir su primer derbi valenciano con un zurdazo que se coló por la escuadra de Diego Alves.

El curso siguiente se autoproclamó el 'Comandante' del equipo para tratar de evitar el descenso tras un gol frente al Rayo Vallecano. Anteriormente, ese curso, tan solo había anotado un tanto. Después de aquel día, sumó seis dianas, de la jornada 19 a la 36, pero no pudo evitar la caída. Siete goles en su segunda temporada en Primera, tirando del carro pese a ser un recién llegado a la máxima categoría del fútbol español. Cuando las cosas peor pintan, como esta temporada, Morales ya se echó el equipo a sus espaldas.

En Segunda, ya como capitán, y con 29 años, lideró al equipo de Juan Ramón López Muñiz hacia el ascenso pese a un llamativo bajón en sus cifras. Con menos espacios, el fútbol del atacante madrileño perdió brillo en la categoría de plata. Quizá, a sus 35 años, es una circunstancia que también ha pesado en la balanza de su decisión de abandonar el club. En Segunda no fue el mismo y él, tras firmar sus mejores números en la élite en las últimas dos temporadas, lo sabe.

Con el colmillo afilado volvió a la élite y recién entrado en la treintena llegó su explosión definitiva, demostrando ser un jugador diferencial por su velocidad, verticalidad y una capacidad para hacer goles imposibles. Cualidades que no ha perdido con el paso de los años, mejorando además en otras facetas de su juego, siendo un jugador más completo. Los números en sus últimas cinco temporadas en Primera son brillantes (10, 12, 4, 13 y 13). Este curso, sin ir más lejos, firmó 13 goles y siete asistencias. Sus mejores dígitos en la máxima categoría del fútbol español, a punto de cumplir 35 años, el próximo mes de julio. El Villarreal se lleva un caramelo.

Ahora, el Levante afronta un proceso de reconstrucción (como se dice en el argot NBA) sin su gran referente. El 'Comandante' se marcha y deja en el club un panorama de incertidumbre mayor al del descenso, sin entrenador, con una economía maltrecha y sin la bandera de los últimos años. Además, se va gratis por una irresponsable cláusula en su contrato de renovación firmado en 2021.

¿Cuánto cuesta en el mercado un jugador de sus características?, ¿quién tomará el relevo de Morales?. Lo cierto es que existen muchas incógnitas y pocas certezas de lo que está por venir. El lunes, hay que tener en cuenta, Quico Catalán se presenta a examen. El paisaje, a día de hoy, es desolador.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?