NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CELTA

El peor Mina desde su regreso

El delantero vigués del Celta acumula diez jornadas sin marcar. Ha dejado de ser intocable y Coudet lo cambió al descanso contra el Espanyol. La sentencia de su juicio está al caer.

Actualizado a
El delantero vigués Santi Mina, durante un entrenamiento del Celta en Balaídos.
Adrián SantamarinaRC Celta

A Eduardo Coudet no le gustó contra el Espanyol “el ritmo, la intensidad y la actitud” de su equipo. El rapapolvo del Chacho tras la derrota en el RCDE Stadium no estuvo acompañado de ningún nombre propio. Tampoco hacía falta. Durante el partido solo realizó dos cambios, uno de ellos al descanso, así que a buen entendedor…

El técnico argentino retiró a Brais Méndez durante el segundo tiempo y antes, en el descanso, había dejado en el vestuario a Santi Mina. El sorprendente cambio del delantero certificó la peor racha goleadora del ‘22’ desde que en el verano de 2019 regresó a Vigo procedente del Valencia. Lleva diez partidos sin ver puerta, un registro que también alcanzó en la 2019-2020, pero en aquella ocasión con el hándicap de sufrir una lesión durante su sequía.

El último tanto del ariete se remonta al 19 de enero contra Osasuna. Tres jornadas más tarde desaprovechó un penalti, que él mismo había provocado, contra el Cádiz y desde aquel fallo frente a Jeremías Ledesma no ha levantado cabeza. Coudet le retiró la condición de intocable a finales de febrero y durante el último mes y medio ha ido alternando en la titularidad al vigués con el brasileño Thiago Galhardo.

El año que coincide con su dorsal no está teniendo nada que ver con el fructífero 2021 del atacante formado en A Madroa: celebró 19 dianas, seis más que su habitual socio en la delantera Iago Aspas. A Mina se le ha mojado la pólvora como nunca le había pasado bajo la dirección de Coudet. Hasta esta mala racha su peor serie sin marcar a las órdenes de Chacho era de seis encuentros.

Esta crisis sobre el terreno de juego coincide con la incertidumbre que rodea su futuro, no solo deportivo. El pasado 1 de abril finalizó el juicio contra el jugador céltico por presunta agresión sexual. La Fiscalía pide ocho años de cárcel y la acusación particular, nueve. La sentencia está al caer.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?