NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CELTA DE VIGO

Abogada de Santi Mina: "Ella sabe en todo momento quiénes son y busca un fin económico"

La defensa del delantero del Celta habla de "un motivo espurio" en una última sesión en la que intenta desacreditar a la supuesta víctima. "Hubo consentimiento: cuando le pidió que parase, paró", asevera.

Actualizado a
 El Jugador del Celta de Vigo Santi Mina durante la ultima sesion del juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Almería
Carlos Barba

La vista oral contra Santi Mina y David Goldar por presunta agresión sexual ha finalizado hoy en la Audiencia Provincial de Almería con el informe final de la defensa del delantero del Celta y el derecho de la última palabra de ambos futbolistas, que simplemente se han limitado a "agradecer el respeto y el trato" del Tribunal. Con la defensa de la supuesta víctima por videoconferencia, la abogada de Santi Mina, Fátima Magdalena Rodríguez, ha intentado desacreditar a la supuesta víctima, argumentando que ésta "miente" con "un motivo espurio" para obtener un rédito económico.

Con un día más para preparar su exposición (el juicio oral expiraba ayer, pero por falta de tiempo el último informe final se aplazó a este miércoles), la letrada aclaró que hubo consentimiento durante esa madrugada del 16 de junio del 2017 en la localidad almeriense de Mojácar. "Si no hubo consentimiento, como afirma la mujer, desde luego no supo transmitírselo. Después hubo un error con respecto al consentimiento (...) Incurrió en un error de tipo y esto destruye el dolo y la tipicidad subjetiva. Si se destruye el dolo y la tipicidad subjetiva, se debe llevar a la absolución", aseguró la abogada de Santi Mina. "Una cosa es que estuviera agobiada, pero eso no quiere decir que no hubiese consentimiento (...) Santiago para en cuanto se le expresa que no desea continuar. No hubo signos inequívocos o falta de consentimiento hasta el momento en el que verbaliza que no desea continuar con la relación sexual (...) En ningún momento se percata porque ella tenía una actitud completamente activa con él. En su primera declaración reconoció que cuando le dijo que parase, éste lo hizo y salió del vehículo", continuó Fátima Magdalena Rodríguez.

La letrada del delantero del Celta también se refirió en su informe final a la memoria selectiva de la denunciante y a la ausencia de reflejos que darían prueba del consentimiento. "Esta señora se acuerda de detalles como qué tipo de ron bebió, pero no ante la Guardia Civil de que Santiago le metió los dedos en la vagina. Doña N. se siente avergonzada ante lo que ha hecho, pero en ningún momento denuncia ante la Guardia Civil que Santiago le mete los dedos en la vagina, como ha dicho después. Se le olvida la 'mitad de la violación'... Esta chica sólo había bebido una copa. Se enteraba perfectamente de lo que estaba haciendo", denuncia la abogada. "Hay un reflejo en el que la boca tiende a cerrarse si va a meterse un objeto, por lo que hay consentimiento. Doña N. se fue a una furgoneta, no a un hotel en medio de un descampado para mantener relaciones sexuales. Las tuvo sin preservativo. Además, tenía 30 años, era una mujer, y mi representado y su amigo unos niños, tenían 20 años. Necesita justificar sus secuelas", declaró también, aludiendo además a una amiga de la denunciante. "Una amiga de la denunciante afirmó que ellos pensaron que la cosa iba a funcionar, pero que cuando vieron que la mujer no quería estar con los dos a la vez cesaron sin más", expuso.

Si ayer la acusación particular aseguró que ni la supuesta víctima ni sus amigas conocían que los acusados eran personas famosas, hoy la defensa de Santi Mina afirmó lo contrario, argumentando que la denunciante busca un beneficio económico. "Sabían que eran futbolistas, en el caso de Santiago, de Primera División, al ser requeridos para fotos esa noche. Una amiga de doña N. incluso lo reconoce. El objetivo de esto es exigir dinero a los acusados. La señora cambió completamente su versión en cuestión de minutos. En su momento dijo que llevaba el móvil en la mano y que con la otra abrió la furgoneta. Y el lunes declaró que no llevaba el móvil... ¿Por qué? Porque si llevaba el móvil en la mano, el pene debería haber tenido vida propia", denunció, aclarando que Santi Mina se disculpó ante la mujer esa misma noche. "Le pidió perdón, no porque hubiera hecho algo malo, sino porque tiene empatía y vio que estaba agobiada", afirmó sobre una disculpa que reconocen tanto la denunciante como los dos denunciados.

"Dice llevar un año y medio de baja, pero en el informe de vida laboral nunca ha estado de baja"

La defensa de Santi Mina también expuso que existen contradicciones en las pruebas presentadas durante esta semana. "Dice que lleva un año y medio de baja. Y en el informe de vida laboral se ve que nunca ha estado de baja. Es un tema muy serio. Dos señores llevan cinco años sufriendo. Y ella miente continua y descaradamente. ¿Quién protege a estos chicos? Están apaleados por esta señora", aseveró sobre un informe psicológico que refleja que la supuesta víctima estuvo más de un año de baja. Fátima Magdalena Rodríguez también se refirió a sus polémicas palabras del pasado martes sobre la vestimenta de la mujer. "No les digo a los detectives si lleva falda o vestido. A mí me da exactamente igual cómo vista. Ella declara ante los psicólogos que no puede vestir faldas o vestidos. Yo no se lo pregunto al detective. Nosotros necesitamos buscar la verdad. Y esta chica miente porque dice que no tiene vida social, que no bebe copas y que no tiene novio. Y miente en un tema serio ante psicólogos", aseguró antes de girar la cabeza y buscar con la mirada a unos medios de comunicación a los que atendió posteriormente.

La letrada también anunció que pedirá que se deduzca testimonio contra la defensa de la denunciante al referirse ayer a un presunto ofrecimiento por parte de los acusados de 400.000 euros para que cambiase su versión de los hechos en su declaración del pasado lunes. "Nosotros sí que respetamos el código deontológico, pero queda claro que esta acusación ha querido darle la vuelta a la tortilla y decir que realizamos que no hicimos. Doña N. quiere sacarles el dinero. No hay otro fin", aseveró antes de que ambos futbolistas diesen las gracias al tribunal y el juicio quedase visto para sentencia. Minutos después, la abogada del delantero del Celta atendió a la prensa. "La valoración es positiva. Los datos han quedado más que explicados y suficientemente claros. Podéis sacar vuestras propias conclusiones. Ha quedado claro el tema del consentimiento, por supuesto que ha sido consentido, claro que sí. No voy a hablar de las declaraciones de los 400.000 euros porque va contra el código deontológico. Está prohibido lo que hizo, no se pudo hacer", comentó.

Se enfrentan a nueve años y medio de cárcel

Los magistrados Társila Martínez, Ignacio Angulo y Soledad Balaguer comenzarán ahora la deliberación para alcanzar un fallo, que saldrá en un plazo entre dos y cuatro semanas. La Fiscalía pide ocho años de cárcel para Santi Mina como presunto autor de un delito de agresión sexual de los artículos 178 y 179 del Código Penal, mientras para el futbolista del Ibiza ha pedido sobreseimiento (no así la acusación particular). El Ministerio Público también solicita para el delantero del Celta una orden de alejamiento de 500 metros durante diez años y que se le imponga la medida de libertad vigilada durante otros diez años. La acusación particular, por su parte, pide nueve años y medio de cárcel tanto para Santi Mina como para David Goldar (el fiscal pidió sobreseimiento para el central del Celta), además del resto de medidas accesorias citadas anteriormente. El tribunal debe decidir ahora si condena al delantero del Celta, en las filas del Valencia cuando ocurrieron los hechos, o si le aplica un tipo penal más benigno, caso del abuso sexual. Las defensas, por su parte, solicitan la libre absolución para los acusados.

En la denuncia interpuesta en ese mes de junio de 2017 la supuesta víctima denunció que tras haber estado de fiesta con sus amigas se marchó con David Goldar a una caravana, donde Santi Mina irrumpió en el vehículo "completamente desnudo" (en el juicio se aclaró que iba en calzoncillos) y "con ánimo libidinoso y para satisfacer su apetito sexual, a pesar de la manifiesta voluntad contraria de la víctima", según la Fiscalía. Tras ser denunciado ante la Guardia Civil, Santi Mina fue puesto en libertad sin fianza tras pasar la noche en el calabozo, enjuiciándose los hechos esta semana, cinco años después. A pesar de que la vista oral estaba programada para tres sesiones (lunes, miércoles y jueves), finalmente se prolongó hasta este viernes por falta de tiempo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?