ESPANYOL

El Espanyol se embriaga en la cuarta ronda

Desde 2006, cuando ganó su último Copa del Rey, no ha sido capaz de eliminar a cuatro rivales en las 15 ediciones anteriores. La historia se repite.

0
Raúl de Tomás.
MIQUEL A. BORRAS

El Espanyol no fue capaz de superar la cuarta ronda de la Copa del Rey después de haber dejado en el camino, a partido único, al CD Solares, al Palencia Cristo Atlético y a la Ponferradina en los penaltis, todos de ellos de inferior categoría. Pero el Mallorca, que ya había derrotado por 1-0 a los de Vicente Moreno en LaLiga, fue de nuevo la cruz de los blanquiazules, que cayeron en un mal encuentro pese a llegar a los últimos minutos 2-1.

No es nada que los pericos se embriaguen en esa cuarta ronda. Desde la campaña 2005-06, cuando consiguieron alzar el cuarto título copero de su historia, no han conseguido disputar la quinta eliminatoria. Lo estuvieron a punto de conseguir en la campaña 2014-15, con Sergio González curiosamente, ahora técnico del Cádiz, pero en aquella eliminatoria ante el Athletic al Espanyol le faltó resolver en el RCDE Stadium después del 1-1 logrado en San Mamés.

En estas 16 temporadas, el Espanyol sí que ha alcanzado hasta en cinco ocasiones los cuartos de final de la Copa, por lo que no es una excepcionalidad. La primera de ellas fue en la campaña 2008-09, en el estreno de Mauricio Pochettino en el banquillo, cuando el Barcelona apeó a los blanquiazules de alcanzar las semifinales. La última, después de una prórroga en el Benito Villamarín con Joan Francesc Ferrer Rubi en el banquillo en la campaña 2018-19, hace apenas tres cursos.

Durante este proceso, y pese a que los blanquiazules han disputado una semifinal y acariciaron la final, otros clubes de similar o inferior recursos también han vivido grandes momentos. El Athletic Club disputó cuatro finales, mientras que la Real Sociedad alzó un título. El Getafe jugó dos finales, como el Alavés que lo hizo en una ocasión. El Mirandés disputó dos semifinales o el Deportivo, Leganés, Levante o Granada. Incluso el Mallorca, que ahora mantiene con vida sus opciones después de dejar fuera, de nuevo en la cuarta ronda, al Espanyol.