DEPORTIVO

La extraña crisis del Deportivo

El Depor lleva un punto de 9 y es cuarto, pero… en Irún tuvo una docena de ocasiones, no fue inferior a Unionistas y pudo golear al SD Logroñés y empató.

0
Los jugadores del Depor se lamentan al final del partido ante la SD Logroñés.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

El Deportivo, líder en solitario hace tres jornadas, ha caído hasta la cuarta posición tras una negativa racha en la que ha sumado un punto de nueve. Los coruñeses levantan la mirada hacia la clasificación y ven el primer puesto que ocupa Unionistas (17) a cuatro puntos, al Rayo Majadahonda (15) a dos y al Badajoz a uno (14). Los de Borja Jiménez suman 13 puntos, al igual que Racing, UD Logroñés, Celta B y Sanse (próximo visitante en Riazor), cuatro rivales a los que supera por el golaverage.

El conjunto blanquiazul comenzó la liga encadenando cuatro victorias a las que han seguidos dos derrotas y un empate. Lo normal, cuando el único objetivo válido es el ascenso, sería una crisis en toda regla, pero este bajón del Depor en atípico. Los coruñeses no fueron inferiores a Unionistas en su primera derrota (2-1), pudieron golear a la SD Logroñés y acabaron empatando (1-1) y la última jornada, en el mejor partido de largo fuera de casa, llegó el sorprendente 2-1 ante el Real Unión.

Pecados colectivos e individuales

En el debe de los de Borja Jiménez hay errores colectivos e individuales que el equipo debe solucionar para regresar a la senda de la victoria. En el duelo ante Unionistas se jugó a lo que quiso el rival, se desperdició un 0-1 y en el segundo tiempo con 2-1 en contra casi no se generaron oportunidades. El pecado ante la SD Logroñés estuvo en el último cuarto de hora, en el que el equipo, después de poder golear, reculó y acabó cediendo un empate en el 94’.

Este pasado fin de semana llegó el golpe más anodino. Álex Bergantiños falló estrepitosamente en el 1-0 del Real Unión tras recibir un mal pase de Jaime. El segundo tanto vasco fue un fallo colectivo al conceder una contra muy clara y evitable cuando los blanquiazules buscaban el 2-1. Errores en defensa y muchos más en ataque, un día donde hubo casi 20 remates y una docena de ocasiones claras de gol.

La efectividad y lo tres palos de Quiles

En este desacierto ofensivo general, la fortuna tampoco está acompañando. Una de las características del Depor en las primeras jornadas fue su efectividad de cara a puerta que le llevó a lograr diez goles en los primeros cuatro partidos. El máximo realizador es Quiles, con cuatro goles, que en las dos últimas jornadas se ha estrellado con la madera. Contra la SD Logroñés remató una vez al palo y otra al larguero con 1-0 en el marcador y no se cerró el partido. Ante el Real Unión, tras el 1-0 de Bravo en el minuto 9, tuvo el empate en el 11’, pero el cabezazo se fue de nuevo a la madera.

Ideas claras y recursos

Desde el inicio de liga el Deportivo se ha mostrado como un equipo con plan claro y trabajado que le ha llevado a dominar casi siempre los partidos. La apuesta de Borja Jiménez por el 4-3-3 es el pilar básico, lo que ha impedido que el técnico matice el sistema durante los partidos en función de las circunstancias jugando con cinco atrás, dos delanteros y extremos…. De igual forma, siempre se ve a un equipo que presiona al rival en la salida, que quiere la posesión y que sale jugando desde atrás. A mayores, la estrategia ha vuelto a funcionar y, en Tudela, fue decisiva para sumar los tres puntos (0-1).

El lateral derecho

El principal problema que ha tenido Borja en lo que va de temporada ha sido el puesto de lateral derecho, donde además había tres jugadores en la plantilla para el puesto. La lesión de Trilli tras la primera jornada supuso un desfile de futbolistas en un puesto por el que pasaron Víctor García, Villares, Benito y Lapeña. Tras el casting, Borja Jiménez se decidió por Víctor García, que en los dos últimos partidos ha rendido a muy buen nivel e incluso asistió a Noel en Irún en el 1-1. Curiosamente, con el boquete cerrado, el Depor ha sumado un empate con la SD Logroñés y una derrota frente al Real Unión.

Noel y los cambios

Borja Jiménez comenzó la temporada dando en la diana cuando movía el banquillo con el partido del Celta B, en el que marcaron tres suplentes (Noel, Menudo y Doncel), como gran exponente. Por el contrario, el día del Logroñés tardó mucho en refrescar el equipo, no acertó y se acabó pagando. Muchas de las críticas hacia el técnico apuntan a su gestión con los cambios; la otra se llama Noel. El canterano, en la agenda de Real Madrid y Atlético, lleva tres goles en 60 minutos jugados, además sin ser titular nunca. El canterano pide paso, pero los otros dos delanteros también están respondiendo. Al margen de lo que aportan al juego, Miku lleva tres goles y Quiles, cuatro. Censurar la gestión global es complicado porque, en conjunto, la delantera blanquiazul acumula diez goles en siete partidos.