MILAN-ATLÉTICO DE MADRID

Milán conocerá a Correa

El argentino estuvo a punto de acabar de rossonero en el final del mercado veraniego de 2019. El club italiano no subió la oferta y el '10' ha sido clave en el Atlético.

0
Ángel Correa celebra un gol con el Atlético.
JAVIER SORIANO AFP

“Correa se marcha de tres defensas del Valladolid, golpea con la puntera y pone desde fuera del área el gol del empate que acerca de nuevo al Atlético al título de Liga”. El argentino redondeó en la última jornada del pasado campeonato un final de curso sobresaliente, donde acabó con nueve tantos y diez asistencias capitales para hacerse con el trofeo.

Y en este inicio de temporada sigue siendo protagonista, con tres goles y una asistencia que le convierten en fundamental para Simeone. Sin embargo, hace tan sólo dos años y un mes, su historia como rojiblanco estuvo a punto de concluir. La presencia de Diego Costa y Morata arriba, el fichaje de João Félix y la intención de ver a un mejor Lemar y un paso adelante de Vitolo provocaban que el argentino sintiese que sus puertas al once se habían ido cerrando. El Milan apretaba para hacerse con sus servicios con un proyecto destinado a volver a la Champions y Correa iba a ser una piedra angular en su ataque.

Su agente se desplazaba entre Madrid y Milán y el Atlético buscaba en Rodrigo Moreno su recambio, que hasta llegó a viajar a la capital española para someterse al reconocimiento médico si el Milan subía su última oferta a la cifra estipulada por el club rojiblanco. Pero no fue así. El 26 de agosto de 2019 el equipo italiano no asumió esa cifra que se acercaba a los 50 millones y todo se quedó como estaba, Correa de rojiblanco, Rodrigo en el Valencia y Rafael Leão como refuerzo arriba en los milaneses. El resto es historia.

Correa ha ido asumiendo cada vez más galones en el Atlético y, aunque el regreso de Griezmann le ha restado minutos, cada vez que entra en el terreno de juego se muestra con una marcha más que sus compañeros de ataque. El argentino podría ser titular en San Siro para un partido donde el Atlético ve fundamental conseguir la victoria después del empate en casa contra el Oporto. En un grupo de Champions tan complicado, con un doble enfrentamiento ante el Liverpool a la vuelta de la esquina, es clave conseguir el triunfo fuera de casa y recuperar sensaciones después de unos partidos muy pobres en ataque.

El ‘10’ había mostrado su mejor versión en el final del curso pasado y en el inicio de este jugando en la delantera, aunque en las últimas citas ha tenido que volver a participar tirado a la banda derecha. Pero Correa se siente protagonista y no quiere perder el hueco que tanto le ha costado conseguir. Tan sólo ha logrado un gol en Champions, en su debut contra el Benfica y tratará de desquitarse en la que pudo ser su casa. La afición del Milan podrá ver en su feudo al que casi se convierte en su delantero y el argentino buscará desquitarse de las malas sensaciones del equipo en los últimos encuentros en un campo que estuvo a punto de ser su hogar hace muy poquito tiempo.