EL PROTAGONISTA DE LA JORNADA 5

Fran Villalba, el nuevo ídolo de la Mareona que renunció a La Masía

"Que un estadio como El Molinón grite tu nombre, es increíble; se me puso la piel de gallina", dijo el valenciano, goleador en el triunfo ante el Leganés.

0
Fran Villalba, el nuevo ídolo de la Mareona que renunció a La Masía

Faltaban algo menos de cinco minutos para el 90. El balón bajaba del cielo del estadio más antiguo del fútbol español después de un pelotazo al aire en un estresante final de partido para el Sporting, que defendía con uñas y dientes su ventaja ante el Leganés. Fran Villalba apareció entonces pegado a la línea de cal, cerca del banquillo visitante, para hacer un control solo apto para los técnicamente mejor dotados para este deporte. La acción levantó a no pocos aficionados de sus asientos.

Villalba acabó perdiendo el balón en la disputa con un rival, se cayó y se quedó en el suelo, exhausto. Instantes después llegaba el cambio y El Molinón estalló con una despedida a su nuevo ídolo estremecedora. Atrás había dejado su sello esta vez con su primer gol con el Sporting, que sirvió para encarrilar la victoria ante el Leganés de Garitano.

"Que un estadio como El Molinón grite tu nombre, es increíble; se me puso la piel de gallina", declaró Fran Villalba tras el encuentro. En solo cinco jornadas ya se ha metido en el bolsillo a la afición sportinguista, que debate cada semana si su fichaje mejora las prestaciones de Manu García al que debe hacer olvidar. Hay quien opina que ha mejorado la versión del internacional ovetense ahora cedido al Deportivo Alavés.

Los caminos de Fran Villalba y del Sporting se han unido tres años después de lo previsto. En el verano de 2018, Rubén Baraja quiso incorporarle al equipo rojiblanco. Le conocía de su etapa en la cantera del Valencia; en concreto le había dirigido en el juvenil A de la entidad ché en una temporada en que dio el salto al filial valencianista, el Valencia Mestalla, con solo 16 años. Un año después debutó incluso con el primer equipo en el duelo con el Villarreal de la jornada 17 en Primera; Gary Neville le dio la alternativa en los últimos minutos de aquel encuentro.

Se trataba de la perla de la cantera del Valencia al que el FC Barcelona le persiguió a temprana edad. El club azulgrana consiguió ficharlo en categoría infantil pero su experiencia en La Masía resultó ingrata y apenas duró un par de meses. Vuelta a casa y comienzo de una carrera que no acabó de cuajar en su tierra. Una cesión al Numancia, en el que debutó como goleador precisamente en El Molinón, parecía que podía abrirle las puertas del Valencia pero no acabó de convencer a Marcelino García Toral y se decidió su traspaso al Birmingham City.

Fran Villalba tampoco encajó en la Championship, la segunda categoría del fútbol inglés. Después de jugar 17 partidos en Inglaterra, en los que marcó un gol, el Almería consigue su cesión. Llegó al club indálico en enero de 2020 para jugar la segunda vuelta de la temporada 19-20 y su aportación al equipo andaluz se prolongó una temporada más, la pasada.

Sin cambiar los colores de la camiseta, Fran Villalba quiere dar en Gijón un salto más en su progresión futolística. Es uno más de esa generación del 98 que tanto protagonismo acapara en el Sporting. Pedro Díaz, Nacho Méndez y el propio Manu García son sus coetáneos.