AMISTOSO | BARCELONA - NÀSTIC

Iván de la Peña jugará el Barça-Nàstic

El hijo del exfutbolista de Barça, Espanyol, Lazio y Olympique de Marsella está haciendo la pretemporada con el equipo grana y este miércoles tendrá minutos.

Iván de la Peña jugará el Barça-Nàstic
Pobla Mafumet

Iván de la Peña jugará este miércoles el Barcelona-Nàstic. Sí, Iván de la Peña. Pero hijo. A sus 20 años, el niño del exfutbolista de Barça, Espanyol, Lazio y Olympique de Marsella, es uno de los cinco jugadores de la Pobla Mafumet que está realizando la pretemporada con el primer equipo del Nàstic y Raül Agné le incluirá en la lista de convocados para el duelo de esta tarde en el Estadio Johan Cruyff. De esta manera, la saga continúa y será, sin duda, uno de los principales alicientes porque, además, también es nieto de Juan Manuel Asensi.

Iván de la Peña, hijo, es uno de los jugadores jóvenes con mayor proyección de la Pobla de Mafumet y no sería extraño verle en algunos encuentros de esta temporada con el primer equipo del Nàstic en Primera RFEF. Llegó al club grana procedente de la Damm, tras su etapa Juvenil, y Agné no duda en tenerle en muy buena consideración porque puede competir tanto de central como en el doble pivote. Atesora una buena salida de balón y es que eso parece llevarlo en los genes. El joven De la Peña trata de disfrutar de su carrera ajena a la que fue la de su padre, pero es que su progenitor es el encargado de abrirle muchas puertas porque es su representante.

No sería de extrañar que este miércoles acudieran dos De la Peña al estadio Johan Cruyff. El padre para ver el duelo desde la grada como progenitor y representante de futbolistas y el hijo como futbolista del Nàstic y para enfrentarse al Barça de Koeman. Verle sobre el terreno de juego puede traerle buenos recuerdos y algunos podrían llegar a considerarlo un derbi. Pese a que Iván de la Peña, padre, fue uno de los miembros de la 'Quinta del Mini' y que, con sólo 19 años, Cruyff le hizo debutar, el Espanyol le encumbró. De blanquiazul vivió sus mejores años como futbolista. Estuvo nueve temporadas e inolvidable fue su doblete en 2009 en el Camp Nou (Delapeñazo) cuando silenció los gritos de "a Segunda, a Segunda" de los hinchas azulgrana y sirvió para vencer 1-2.