ESPANYOL

Cuentas pendientes para Raúl de Tomás en el debut del Espanyol

El delantero, que nunca ha marcado ante Las Palmas, fue protagonista involuntario en los dos choques de Segunda ante el rival del estreno perico en la 2021-22.

 Espanyol -  Las Palmas  Raul de Tomas (11) RCD Espanyol
Gorka Leiza DIARIO AS

"La vida es buena; agradecido", escribía Raúl de Tomás desde la terraza de su habitación, en el hotel de concentración del Espanyol, en Marbella, situado en primera línea de mar. La misma Costa del Sol que este miércoles acogerá el debut del Espanyol 2021-22 (a las 19:00, hora peninsular), el del retorno a Primera División, con las mismas caras que en Segunda y ante un rival que precisamente supuso la cara y la cruz para los pericos la pasada temporada: Las Palmas. Excepto para el propio RdT, quien guarda algunas cuentas pendientes.

A pesar de que "la vida es buena" y de que efectivamente no puede quejarse el que fuera 'pichichi' de Segunda el pasado curso, con 23 dianas, ante Las Palmas le acompaña una suerte de maldición. Primero, porque en cinco ocasiones se ha enfrentado a los insulares, 264 minutos en total, y nunca ha logrado marcarles, un caso poco habitual dada su eficacia. Y segundo, porque en los dos enfrentamientos como jugador del Espanyol fue protagonista involuntario.

En Gran Canaria, en el primer partido de 2021, un fuera de juego suyo tan milimétrico que pudo no serlo –lo obviaron árbitro y juez de línea, lo sancionó el controvertido VAR de Santiago Varón Aceitón después de cuatro minutos de deliberación– impidió que subiera al marcador un gol de Nico Melamed que hubiera evitado la derrota del Espanyol (1-0), junto a una discutidísima roja a Lluís López. Y ahí empezó un bache de los pericos.

Y en la segunda vuelta, en el RCDE Stadium, no pudo participar del festival local, con un 4-0 que encarriló Javi Puado con un 'hat-trick' en solo 14 minutos, en este caso por voluntad propia. Con el 3-0 ya en el marcador, decretó Álvaro Moreno Aragón penalti por unas claras manos de Álvaro Curbelo, que De Tomás prefirió ceder para que lo materializara Adrián Embarba. El motivo es que venía el 'pichichi' de fallar tres penas máximas en otras tantas jornadas consecutivas, ante Albacete, Leganés y Almería, por lo que actuó en beneficio del grupo.

Ahora comienza una nueva temporada, un regreso a la categoría que les pertenece a Espanyol y Raúl de Tomás, y a buen seguro que el resultado de este miércoles ante Las Palmas será más testimonial que determinante, pero la plantilla tiene ganas de proseguir en Primera con la inercia ganadora de Segunda, y especialmente un 'pichichi' que nunca se cansa de meter goles. Y más si puede ser, por primera vez, ante Las Palmas.