ESPANYOL

El Espanyol "está investigando" el uso del VAR en tres acciones

El club perico presentará alegaciones por la roja a Lluís López y analiza el fuera de juego de RdT en el anulado 1-1 y un posible penalti sobre Melamed.

LAS PALMAS - ESPANYOL  TARJETA ROJA EXPULSION LLUIS LOPEZ  ARBITRO OCON ARRAIZ
CARLOS DIAZ RECIO Diario AS

Se mordió la lengua David López, aunque se le escapó una amarga queja, y pasó también por encima Vicente Moreno, que como el capitán empleó la autocrítica para referirse a la derrota del Espanyol, este domingo, ante Las Palmas (1-0). Pero el club sí ha decidido ir más allá y en concreto apunta al empleo del VAR, del que se siente perjudicado en el primer partido del año.

Para comenzar, presentará alegaciones el Espanyol ante el Comité de Competición por la roja directa que Daniel Ocón Arráiz, árbitro del partido, mostró a Lluís López después de que desde la sala VOR, comandada por el mallorquín Santiago Varón Aceitón, le recomendaran revisar las imágenes de una supuesta falta del central sobre Rober González. Entienden en el club perico que en ninguna de las repeticiones se puede concluir con contundencia que exista contacto y si, en cambio, se aprecia que Lluís toca balón. Pero es que, además, ha anunciado el Espanyol a través de las redes sociales que “está investigando el uso del VAR en tres acciones determinantes del partido”.

Al margen de la mencionada expulsión, se trata por un lado de un posible penalti sobre Nico Melamed en el que presuntamente existe contacto pero que el videoarbitraje ni siquiera revisó, y la manera como se trazó la línea del fuera de juego decretado a Raúl de Tomás en la acción del 1-1, anulado tres minutos después por ese motivo. Sospechan en la entidad que la imagen se detiene cuando el balón está aún en contacto con la cabeza de Sergi Darder y no cuando ya sale, una fracción de segundo después, en que el delantero ya se ubicaría en posición reglamentaria.

Entienden desde el Espanyol que el uso del VAR es mejorable, pero sobre todo tratan de responder a una afición que pide justicia tras la polémica suscitada en el primer partido del año para el equipo de Vicente Moreno.