DEPORTIVO

El Depor se ‘refuerza’ con sus juveniles de oro

Borja Jiménez incorpora a los entrenamientos del Deportivo a los campeones de España Noel, Trilli, Guille Bueno y Peke, que se unen a los porteros Brais y Hugo Ríos.

0
El juvenil Noel, en el entrenamiento del Deportivo.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

El Deportivo se ejercitó esta mañana de jueves en Abegondo por cuarto día consecutivo. La principal novedad en la sesión fue la presencia de varios de los juveniles que hace poco más de dos semanas se proclamaron campeones de España tras batir de forma consecutiva a Real Madrid y Barcelona. La enorme temporada y el talento de los canteranos no ha pasado desapercibido para Borja Jiménez, que ya los tiene entrenando con el primer equipo tras unas breves vacaciones.

Así, el técnico blanquiazul convocó para la sesión de hoy a Noel, Trilli, Guille Bueno y Peke, cuatro de los juveniles que más brillaron en la fase final de Marbella. Además de ellos, el miércoles se unió a los entrenamientos el portero Brais y desde el lunes Hugo Ríos, perteneciente al Juvenil B. Los otros dos canteranos que trabajan a las órdenes de Borja Jiménez son los fabrilistas Iván Guerrero y Juan Rodríguez.

Oportunidades por las lesiones

Las situaciones de mercado y las lesiones dan una gran oportunidad a los jóvenes especialmente en dos demarcaciones: el lateral derecho y la portería. La lesión de Valín, al que todavía le queda casi un mes de recuperación, y la marcha de Bóveda, ha dejado al técnico blanquiazul sin carrilero diestro. El Depor firmará a un futbolista para esa demarcación, pero mientras tanto Guerrero y Trilli pelearán por el puesto.

La portería, tras la salida de Lucho y Carlos Abad, quedaba en manos de Ian Mackay y Pablo Brea. El canterano, al igual que Valín, está recuperándose de una operación (rodilla) y tardará unas dos semanas en estar apto. El fabrilista Alberto, por su parte, está confinado. Así, Brais, portero titular del Juvenil y pieza clave para conquistar el título de campeón, competirá con Hugo Ríos para intentar hacer sombra a Mackay.