EUROCOPA (OCTAVOS) | ITALIA - AUSTRIA

La hora de la verdad

Italia debe demostrar ante Austria si vuelve a ser una selección grande... y en Wembley. La Azzurra lleva una racha de once victorias consecutivas y todas ellas sin encajar goles.

0
Insigne e Immobile, en un entrenamiento.
Claudio Villa Getty Images

Print

La edición de 2016 nos enseñó que, con este formato, la Eurocopa arranca en los octavos. Portugal acabó la fase de grupos clasificándose como una de las mejores terceras y, al final, se llevó el trofeo. Por eso, quizás, a Italia muchos siguen sin tomársela en serio aunque esté viviendo una racha de once victorias consecutivas (todas sin encajar goles) y treinta partidos sin perder, la mejor de su historia junto con la de Vittorio Pozzo en los años 30.

Este sábado, ante Austria, la Azzurra puede demostrar que va en serio ante un rival inferior sobre el papel como los anteriores, pero del que no hay que fiarse (sigue el partido en directo en As.com).

Franco Foda, técnico alemán con familia italiana, formó un equipo que mezcla la calidad de líderes como Alaba y Sabitzer con una enorme intensidad. Presionan bien y, como dijo Mancini, saben hacer jugar mal al contrincante. Los austriacos, eso sí, sufren las citas con los grandes, algo que la Azzurra ha vuelto a ser gracias a su seleccionador.

El once ante Gales confirmó que puede contar con unos revulsivos de gran nivel, pero 'Mancio' volverá a la alineación que funcionó genial en las primeras dos jornadas. La novedad será Verratti, que ha regresado como un tren y, salvo sorpresas, le quitará el sitio a Locatelli.

La Nazionale se despidió del Olímpico, donde había vivido 'notti magiche' como las del 90, pero volver a Wembley tiene su encanto. En 1973 los italianos ganaron allí por primera vez gracias a un legendario gol de Capello. En 2007 se inauguró la nueva versión del estadio con un Inglaterra-Italia Sub-21 que acabó 3-3, gracias a un hat-trick de Pazzini.

Las mejores páginas de la historia azzurra en este campo se pueden escribir en estas semanas, pero todo dependerá de lo que pase hoy en el partido ante Austria. La hora de la verdad ha llegado para la Selección italiana.