REAL VALLADOLID

Un verano sin internacionales blanquivioletas

El Real Valladolid es uno de los cuatro equipos que jugaron este curso en Primera sin jugadores en la Eurocopa o en la Copa América.

Valladolid
Un verano sin internacionales blanquivioletas
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO

La pasada noche Chile arrancó su participación en la Copa América obteniendo un empate, pese a Messi, sin Fabián Orellana, descartado a última hora por Martín Lasarte. Esta circunstancia hizo que el Real Valladolid no tenga representación en las citas veraniegas internacionales, al no haber ningún jugador suyo ni en el trofeo sudamericano ni en la Eurocopa, una circunstancia en la que se encuentran también Alavés, Elche y Eibar.

Cuatro son, por tanto, los conjuntos militantes este curso en Primera División que carecen de internacionales a gran escala. En otras circunstancias, quizás el Alavés podrían haber presentado a Guidetti o a Pellistri, el Elche al exblanquivioleta Johan Mojica o el Eibar a Kadzior. Sin embargo, los armeros han tenido que conformarse con la irrupción de Bryan Gil, que sí estuvo en la fase final de la Eurocopa sub-21 y en la burbuja paralela a la absoluta.

Alguna semejanza guarda su presencia a las órdenes de Luis de la Fuente con la de Jota, partícipe del subcampeonato de Portugal en el Europeo sub-21. El atacante, que estuvo cedido por el Benfica en Zorrilla, donde no tuvo excesivo protagonismo, tuvo cierta relevancia en su selección, aunque saliese desde el banquillo tanto en los cuartos de final (en los que marcó gol), como en las semifinales ante España, como en la final ante Alemania.

Con todo, el tramo final de temporada terminó causando estragos a los potenciales internacionales del Real Valladolid, puesto que Weissman se quedó fuera de los últimos partidos de su selección, ante Montenegro y Portugal, mientras que Orellana, que sí fue citado para los partidos de las Eliminatorias Sudamericanas, fue posteriormente desechado por Martín Lasarte. Peor suerte corrió El Hacen, cedido en el Lugo y lesionado de gravedad con Mauritania; no así El Yamiq, que rindió bien con Marruecos, aunque no tiene cita continental a la vista.