VALENCIA

Bordalás se pone a la faena

El entrenador, acompañado por el preparador físico Javier Vidal, acude a la Ciudad Deportiva de Paterna para planificar su Valencia.

Bordalás se pone a la faena
DAVID GONZÁLEZ

José Bordalás abre un paréntesis en sus vacaciones para ponerse manos a la obra en la confección de su Valencia. El técnico alicantino se personó este jueves en las instalaciones de Paterna, donde se reunió, entre otros, con Miguel Ángel Corona.

Bordalás tiene por delante tres semanas y media para pulir la pretemporada y mucho trabajo por hacer en la parcela de planificación. El equipo iniciará los entrenamientos la semana del 5 de julio, con pruebas médicas y físicas y, tal como informó AS, realizará una primera concentración en Oliva Nova Golf la semana del 11 de julio y otra en la zona de San Pedro del Pinatar (Murcia) a finales de mes. Todos esos detalles los tiene que preparar Bordalás y su cuerpo técnico en los próximos días. De hecho, el técnico alicantino llegó acompañado por Javier Vidal, preparador físico y hombre de confianza.

Pero donde está el trabajo más costoso del verano en el Valencia es en la confección de la plantilla. Bordalás y Corona tienen que consensuar los nombres que le presentarán a Anil Murthy y éste a su vez a Peter Lim. Las posiciones a reforzar están claras: un central (o dos si finalmente se encontrara destino a Diakhaby), un pivote (piedra angular del proyecto y posición en la que la opinión de Bordalás va a priorizar) y un delantero.

José Bordalás y Javier Vidal, preparador físico, a su llegada a la Ciudad Deportiva de Paterna este jueves.

De momento, Corona ha recogido información de un amplio número de jugadores que cumplen el perfil deportivo que se busca. En muchos casos el secretario técnico che ha desempolvado su agenda con casos como el de Pezzella, Murillo -del que informó Cope-, Yangel Herrera o Jefferson Lerma, mientras que Bordalás ha sumado a la lista otros como Arambarri o Djené. El modus operanri será ponerle en la mesa de Murthy cada caso y después ajustarse a las directrices económicas que aprueba Lim.

Bordalás, a su vez, tiene que definir también con qué jugadores quiere contar en su proyecto entre los que tienen ficha con el club. Él cuenta con todos los referentes, llámense Gayà, Soler, Maxi e incluso Guedes, aunque en el caso de este último sabe que está en el mercado. En verdad lo están todos, aunque el mensaje que le ha transmitido la propiedad es que no se va a mal vender a ninguno e inclusive se asume cerrar el ejercicio 2020/21 con pérdidas en la cuenta de resultados.

No obstante, digamos que en esa macrooperaciones la última y posiblemente única palabra la tendrá Peter Lim. Bordalás sí tiene que dar su opinión respecto a la continuidad o no de otro perfil de activos: casos de Jason, Cheryshev, Kang-in Lee, la vuelta o no de Jorge Sáenz, la apuesta para el primer equipo de Jesús Vázquez... Por ejemplo, como apuntó AS, Bordalás quiere ver en acción bajo sus órdenes a Rubén Sobrino.