LEVANTE

Delantero y lateral izquierdo, las prioridades del mercado granota

La dirección deportiva del Levante prepara un mercado marcado por las limitaciones económicas del club y con la necesidad de vender por 16,5 millones de euros.

Delantero y lateral izquierdo, las prioridades del mercado granota
DAVID GONZALEZ DIARIO AS

La planificación del Levante 2021-22 pasa por las ventas, pero la dirección deportiva tiene claras las prioridades en el mercado: un delantero y un lateral izquierdo. Manolo Salvador y David Navarro afrontan su tercera temporada al frente del área deportiva granota, de nuevo, con las cartas marcadas. Tampoco se descarta un fichaje de un central, pero con las cuatro fichas ocupadas, la opción de incorporar a un zaguero pasa por la venta de uno de ellos, con Rubén Vezo como principal candidato por condiciones y mercado.

Las dos posiciones marcadas como prioritarias también pasan por las salidas. El lateral izquierdo sustituirá a Toño después de siete temporadas en Orriols, al que se optará por rescindir su contrato con una compensación económica por no alcanzar los hitos de rendimiento estipulados en la firma de su renovación. Carlos Clerc le ha comido la tostada y el Levante no se puede permitir una lateral suplente con uno de los sueldos más potentes de la plantilla. Se buscará un recambio que aumente la competitividad en el puesto y rebaje el coste del equipo.

Mientras que el objetivo de la delantera viene de años atrás, pero las limitaciones económicas no han favorecido la llegada de un ariete que complemente el ataque de Paco López. El técnico de Silla cuenta actualmente con cuatro perfiles parecidos: Roger, Morales, Sergio León y Dani Gómez. El club busca salida al delantero cordobés, otro suplente a precio de oro, y estudiará el futuro de Gómez, mientras peina el mercado de nueves con un perfil claro: un delantero de envergadura, conocedor del campeonato y, a ser posible, gratis. Kike García, candidato ideal, se decantó por Osasuna. El sueldo, en este caso, fue clave.

Las llegadas, no obstante, quedan condicionadas a la necesidad de venta del club por valor de 16,5 millones. Para abordar la cuantía económica, el Levante necesitará acometer algún traspaso importante, por lo que el mercado granota, más allá de las prioridades, está supeditado a las salidas para cuadrar el presupuesto. Salvador y Navarro vuelven a nadar a contracorriente en el mercado.