REAL MADRID

La economía de guerra condiciona el 'Plan Ancelotti'

La prioridad del Madrid es vender jugadores y ahorrar masa salarial. Más allá de Alaba, a coste cero, sólo se haría un esfuerzo si Mbappé se pone a tiro. Lo demás, cantera.

La economía de guerra condiciona el 'Plan Ancelotti'
JAN KRUGER AFP

Ancelotti no puso ninguna condición durante las pocas horas que duraron las negociaciones que le trajeron por segunda al Real Madrid. Fueron unas conversaciones relámpago que empezaron el sábado al medio día y estaban cerradas el lunes. El técnico italiano ha demostrado sobradamente que se adapta a las circunstancias de los clubes que entrena, y en esta ocasión afronta el más difícil todavía. Ya sabe que la economía de guerra dominará al Madrid que arranca con él en el banquillo. Más allá de Alaba, que viene a coste cero, no se prevé ningún fichaje salvo, como es lógico, el esfuerzo que sólo se haría por Mbappé. Ni siquiera se prevé la contratación de un delantero de garantías si no viene la estrella francesa.

En la hoja de ruta marcada por la entidad blanca la primera prioridad es dar salida a algunos jugadores. Ahora mismo hay 31 en la plantilla y Ancelotti tiene asumido que debe ser más corta (hay que recaudar dinero). Hay dos jugadores que seguirán cedidos, Mayoral y Reinier, en Roma y Borussia respectivamente. Y tienen colgado el cartel de transferibles, siempre que lleguen buenas ofertas Jovic, Brahim, Vallejo, incluso Odriozola una vez renovado Lucas Vázquez, Mariano o Kubo…

Después, y los nombró el propio Ancelotti, hay varios futbolistas en una situación especial. Son casos todos delicados porque más allá de lo que puedan aportar o el dinero que puedan dejar en caja, todos ellos tienen sueldos muy altos. Son los Marcelo, Isco, Bale y, en menos medida, Ceballos y Odegaard. Ninguno de ellos tiene ofertas, aunque el Arsenal ha insinuado su interés en Ceballos y Odegaard. Ceballos, según ha trascendido, no quiere otra cesión. Odegaard está a la espera de hablar con Ancelotti. Ambos son jugadores con buen mercado.

No lo tienen, en cambio, Isco, Bale y Marcelo. El malagueño termina contrato en 2022 y también quiere hablar con Ancelotti antes de tomar una decisión. Pero la llegada del italiano puede le cambia absolutamente el paso. Tiene 29 años y Carletto ya le hizo rendir. Bale es uno de los hombres clave. Ancelotti insinuó que es válido para esta plantilla. Después de Benzema, el jugador con más gol. Lo más que puede llegar por él es una oferta parecida a la del Tottenham del pasado verano, que sólo pagaría la mitad del sueldo. En ese caso, Ancelotti prefiere quedárselo. También termina en 2022.

La prioridad, por tanto, es rebajar masa salarial y vender a los jugadores sobrantes para recaudar dinero y aminorar la caída de ingresos. Ramos tiene muy difícil renovar. Cobra 12 millones de euros netos (24 para el Madrid) por temporada y el club ya le ha dado ese sueldo a Alaba.

La cantera

La otra clave, como también dijo Ancelotti, está en la cantera. Si en su primera etapa contó con hombres como Carvajal, Morata o Nacho, ahora hay dos nombres que son claramente candidatos a estar en el primer equipo. La decisión está tomada, salvo que llegue una oferta muy ventajosa por ellos. Son el lateral zurdo Miguel Gutiérrez y Antonio Blanco, sustituto natural de Casemiro (hasta su irrupción no lo había). Hay otros nombres, como Arribas, Marvin o Chust, que quedan a la espera de cómo vayan las ventas.

La estrella

La única locura económica que planea hacer el Madrid es fichar a Mbappé si se pone a tiro. Y todo el verano va a estar dirigido, con esta economía de guerra, a facilitar la operación financieramente. Todo dependerá, de cualquier manera, de que el PSG acceda a negociar. Porque el jugador está absolutamente convencido del cambio de aires. Vendría, incluso, cobrando menos que en París, porque el PSG pretende renovarle acercando su sueldo a los 36 millones de euros netos que cobra Neymar.