REAL MADRID

Alaba ya es del Real Madrid

El defensa austriaco es nuevo jugador blanco, el Madrid ya lo ha anunciado. Llega libre desde el Bayern y firma hasta 2026. Ganará 12 millones netos por curso.

David Alaba ya es nuevo jugador del Real Madrid, tras el anuncio oficial que el club blanco hizo a las 18:00 horas de este viernes. El defensa austriaco de 28 años, que llega libre tras haber finalizado su contrato con el Bayern de Múnich, ha firmado su nuevo contrato por cinco temporadas, hasta 2026. Se trata de un futbolista zurdo que sirve para reforzar la defensa ya que puede jugar de central o de lateral izquierdo.

Además, en caso de necesidad, también puede ocupar el puesto de mediocentro posicional. Su exitosa etapa en el conjunto bávaro le avala: 431 partidos en los que ha conseguido 27 títulos, entre los que figuran dos Champions League. Su presentación se realizará tras la Eurocopa, competición que disputará con Austria.

La llegada de Alaba era un secreto a voces. Las negociaciones empezaron en 2020, aunque aceleraron durante los primeros meses de 2021. El pasado martes Alaba estuvo en Madrid buscando residencia. Pini Zahavi, representante del futbolista, ha sido el encargado de llegar a un acuerdo con el club blanco. El jugador ha rechazado ofertas de PSG, Chelsea o Barcelona para cumplir su sueño de jugar en el Bernabéu. Su salario rondará los 12 millones netos por curso.

Alaba ha mostrado su ilusión por esta nueva aventura en Chamartín. "Dejaré un club especial para otro club especial. Estoy realmente feliz de poder formar parte del Real Madrid. Después de tantos años en Múnich, asumiré este nuevo reto y daré mi mejor para continuar la historia de este club especial", publicó en castellano en sus redes sociales. Y agregó: "No veo el momento de jugar mi primer partido con esta camiseta blanca tan legendaria, delante de todos vosotros, los fans del Real Madrid. Estoy convencido de que esta experiencia será llena de éxito. Juntos con todos los madridistas. ¡Vamos!"

El primer paso de la renovación

Se trata de la primera incorporación del Madrid que se proyecta para la temporada que viene, en la que Florentino Pérez pretende acometer una renovación de la plantilla; por lo pronto, Zidane se ha marchado y el club ya busca nuevo entrenador. Mbappé sigue siendo el gran objetivo de este mercado, aunque no se descartan otros fichajes.

Su llegada puede provocar algunos movimientos en la plantilla. Sergio Ramos, con su renovación encallada, deberá decidir en las próximas semanas si acepta la oferta del club o prefiere marcharse. Varane sigue teniendo en mente marcharse (y el Madrid sabe que debe venderle este verano, el último en el que podrá sacar una buena cantidad por él); con Alaba en el equipo el Madrid ya puede empezar a negociar su salida.