REAL MADRID

El Eintracht quiere a Jovic

El conjunto germano vería con buenos ojos quedarse con el delantero serbio si finalmente vende a André Silva por unos 40 millones de euros. El Madrid, interesado en el portugués

Madrid
0

“A rey muerto, rey puesto”. Eso piensan en Frankfurt. El Eintracht busca traspasar a su delantero estrella, el portugués André Silva (24 años), autor de 29 goles (en 34 partidos entre Bundesliga y Copa alemana, siendo 28 en Bundesliga y uno en la Copa, a lo que hay que sumar 10 asistencias) en la pasada campaña. El conjunto rojinegro ha tasado en su crack luso en unos 40 millones de euros. Y con ese dinero planea hacer una oferta al Real Madrid por Luka Jovic (23 ). El atacante serbio llegó en el pasado mercado invernal: arrancó de manera fulgurante, con tres goles en sus dos primeros ratos de juego… para irse difuminando conforme se marchaba el invierno y aparecía la primavera: en total ha participado en 18 encuentros (completó cuatro de ellos, el 22,22% del total), con cuatro goles anotados.

Jovic pidió salir cedido en el mercado invernal debido a que apenas contaba con minutos. Su amigo Kostic (28) le convenció de regresar a la Bundesliga, a su antiguo equipo donde había permanecido desde 2017 hasta 2019. Precisamente, fue el propio Kostic quien le sirvió sus dos primeros tantos en su vuelta. Kostic, que atraviesa un buen momento, está siendo ofrecido por su agente a otros clubes de Europa. El caso es que el Eintracht está atravesando una situación delicada: su presidente, Fredi Bobic, deja el cargo y el entrenador, Adi Hütter, ya ha sido nombrado próximo entrenador del Borussia Mönchengladbach.

Los datos de Luka Jovic de esta temporada en el Eintracht.

El conjunto rojinegro no vería con malos ojos un intercambio entre Jovic y Silva (dependiendo de la cantidad económica que pagarían los blancos). El portugués ya ha mandado señales de que está buscando una salida del conjunto bávaro. Ha sonado como refuerzo del propio Real Madrid, del Atlético, incluso del Manchester United. En sus redes sociales escribió: “Me he reencontrado aquí, en el Eintracht. Y demostré lo que realmente puedo hacer. Siempre estaré agradecido al club, al personal y al equipo por ello”. Pero hay dos problemas que pueden peligrar la operación: el sábado, en el último encuentro del Eintracht, estuvo calentando en la banda, pero no llegó a saltar al campo: se marchó antes de que el propio Bobic bajase al vestuario a agradecer a sus jugadores el esfuerzo realizado en la temporada, así como para despedirse del entrenador, del director deportivo y de los jugadores que dejaban el club al final de la temporada, según explicó Kicker. Eso es algo que no ha gustado del delantero serbio. La otra es la marcha de Hütter así como la posible salida de Kostic, dos de sus grandes valedores dentro del vestuario germano. A partir de julio, Jovic volverá a entrenarse en Valdebebas (tiene contrato hasta 2025). Quién sabe si de manera definitiva o, por el contrario, saldrá rumbo a otro equipo.