LEGANÉS

La maldición de las lesiones deja al Leganés sin Omeruo y Arnáiz

El central y el extremo podrían perderse lo que resta de temporada regular por sendas lesiones musculares. Ante el Logroñés ya hay siete ausencias confirmadas.

La maldición de las lesiones deja al Leganés sin Omeruo, ni Arnáiz
PEPE ANDRES DIARIO AS

El Leganés continúa enfangado en su maldición de final de temporada. Ésa que transforma sus partidos en partes de guerra con más lesionados que goles y más preocupaciones que certezas. Este lunes, frente al Rayo Vallecano, Kenneth Omeruo y José Arnáiz se unieron a la legión de ausencias con las que ya cuenta Asier Garitano. El problema se hace especialmente grave en la defensa y añade la baja de Javier Eraso, que ante el Logroñés (domingo, 21:30) no podrá jugar por haber visto la quinta amarilla.

Ambos son seria duda para estar en lo que resta de temporada regular de confirmarse que sufren sendas lesiones musculares. “Hay que esperar 24-48 horas. Parecen dos lesiones musculares. A ver si no son muy graves. Pero las fechas en las que estamos ocurre con la gente que lleva mucho trabajo. Lo normal es que aparezcan [esas lesiones]. Ojalá no sean graves, pero es parecido a lo de Borja Bastón de la semana pasada”, comentó Garitano en una primera valoración.

Si sucede que ambas dolencias son como las del delantero, Omeruo y Arnáiz podrían estar fuera de los terrenos de juego cerca de tres semanas. Llegarían justos para el inicio hipotético del play-off.

Lesiones que frustran partidos

En el caso de Omeruo la dolencia llegó mediada la primera parte, cuando en un intento de despeje, cayó al suelo. Ya no se levantó. El internacional nigeriano se echó la mano a la parte posterior del muslo y sin dudar pidió el cambio. El partido rondaba el minuto 37 cuando Sergio, sin calentar, tuvo que reemplazarlo en el eje de la defensa.

Apenas seis minutos después, cerca del 44’, le tocó el turno a José Arnáiz, que en una jugada de ataque pegado a la banda izquierda, cayó también al suelo. De nuevo gestos de dolor y molestias. De nuevo la necesidad de hacer un cambio que se produjo al descanso, con el fin de no agotar una ventana más dentro de las tres que permite el reglamento para hacer los cinco relevos ahora vigentes.

“Dos cambios al descanso, eso nos trastoca”, argumentaba tras el partido un Asier Garitano que achacaba a esos problemas físicos la imposibilidad de arañar más que un empate de Vallecas. “Hemos aguantado lo que hemos podido con Miguel o Rubén Pérez, que estaban justos. (…) Miguel tenía problemas en los isquios y Eraso iba con tarjeta. Hemos visto si podían aparecer más problemas”, añadió para explicar el por qué de sus dos sustituciones fueran ya sobrepasado el minuto 80’ pese a esos inconvenientes físicos.

Legión de bajas ante el Logroñés

Así las cosas, Garitano no podrá contar con Lasure, Bustinza, Ignasi Miquel, Borja Bastón, Omeruo, Arnáiz y Eraso para el duelo frente al Logroñés. Eso siempre y cuando no surjan más problemas durante una semana relativamente corta de entrenamientos por aquello de jugar en lunes y después en domingo.

Siete ausencias, todas de peso y especialmente sensibles en defensa. Garitano sólo cuenta con dos centrales puros (Sergio y Tarín) para el eje de su zaga. A ellos se le une Javi Hernández, reconvertido en los últimos partidos a central zurdo. Lo normal es que Garitano reclame a futbolistas del filial para completar los entrenamientos y puede que las convocatorias.

Pese a todo ello, el entrenador de Bergara dice no estar preocupado por la condición física de la plantilla en el tramo final de curso. “Es importante lo físico. Cuanto mejor estés, más competirás. Pero la mentalidad es también importante en lo físico. El punto lo valoramos. Con esta línea, todo el mundo dará una mejor versión. Saldrán otros jugadores y con la gente que está fuera estoy tranquilo. Tienen talento. Hay buena mentalidad. No buscaremos excusas. Es la plantilla que tenemos”, insistió tras jugar en Vallecas.