REAL MADRID

El Madrid cree que Zidane sigue

Ninguno de los representantes de las tres posibilidades de relevo, Allegri, Löw y Raúl, han recibido una llamada para hablar del cambio...

"Se lo voy a poner fácil al club. El Madrid me lo ha dado todo". Esta fue la contundente reflexión que hizo Zidane cuando se le volvió a preguntar sobre si la temporada que viene volverá a sentarse en el banquillo blanco. Antes de eso, había respondido a esa pregunta con evasivas: "Eso ya se verá…". Pero lo cierto es que Zidane tiene contrato hasta 2022 y que, lo hecho esta temporada con una plantilla afectada por las apreturas de la crisis del coronavirus ha tenido mucho mérito. Y esa es la idea que tiene el club, que siga siempre que él quiera…

Más aún, según ha podido saber AS, el Real Madrid no ha iniciado contacto alguno con los técnicos que están disponibles y que son susceptibles de entrenar al equipo blanco. No lo ha hecho con Allegri, tampoco ha hablado con Raúl sobre esa posibilidad y, a día de hoy, el agente de Joachim Löw, que dejará Alemania después de la Eurocopa, tampoco ha recibido llamada alguna. Por tanto, en el Madrid se confía plenamente en Zidane y no hay otra cosa que haya trascendido en el mercado.

"Si un club como el Real Madrid pensara cambiar de entrenador o en la posibilidad de que hubiera un movimiento ya tendría preparadas un par de posibilidades para cubrirse las espaldas", razona a este periódico uno de los agentes de los tres protagonistas que sonaron para el banquillo. En el caso de Allegri, además, está muy cerca de cerrar su fichaje por uno de ellos principales equipos de Europa.

Raúl se sigue haciendo en el Castilla. Es la opción ideal para el Real Madrid cuando Zidane haya acabado definitivamente su etapa pues se trata de un entrenador del mismo corte: sabe manejar el entorno, el mensaje a los medios y tiene el respeto total de cualquiera que sea la plantilla por haber sido un mito del madridismo y ganado tanto. Esa fue la fórmula del éxito de Zidane.

El técnico francés tendrá que sentarse a hablar con el Real Madrid cuando termine la temporada. Pero haber llegado a semifinales de la Champions y pelear la Liga hasta el final es bagaje suficiente para tener luz verde a que termine su contrato y, por qué no, a una posible renovación… Y parece que él tiene ganas de continuar, haciéndose cargo de un ilusionante y nuevo proyecto en el que habrá una pequeña revolución que comenzará, presumiblemente, con el fichaje de Mbappé o, si no es posible, con el de Haaland.