DEPORTIVO

La mayor incógnita del futuro del Deportivo está en el ataque

Miku, Raí y Rayco acaban contrato y Lara volverá al Sevilla tras su cesión. Beauvue no ha contado para De la Barrera y la continuidad de Keko no parece sencilla.

Miku y Lara celebran un gol del Deportivo
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

Aunque lograr la permanencia en la 1ª RFEF supone un alivio para el Deportivo y la capacidad de reconstruirse sin apartar la mirada del objetivo del ascenso, la plantilla blanquiazul afrontará una profunda remodelación este verano. No podrán mantenerse los altos salarios de la presente temporada y las incógnitas son numerosas. Empezando por la zona de ataque, que es la que se presenta con mayor incertidumbre y la que apunta a ser la más renovada.

Y es que de los cinco jugadores que terminan contrato el próximo 30 de junio, cuatro forman parte de la parcela ofensiva. La vinculación de Miku, Raí y Rayco termina a final de curso, como también la de Lara, en su caso en forma de cesión para regresar al Sevilla. Alguno de ellos ya ha mostrado su predisposición a continuar en A Coruña, pero, si se da, tendría que ser después de negociación entre las partes y un nuevo acuerdo.

Pero tampoco está mucho más claro la situación de los que sí tienen contrato con el Depor más allá de este verano. Claudio Beauvue firmó hasta 2022, pero sólo ha jugado siete partidos desde la llegada de Rubén de la Barrera, únicamente uno de titular y sólo en dos participó más de 10 minutos. El de Guadalupe no parece contar para el técnico y es posible que ambas partes busquen separar sus caminos.

Keko Gontán, hasta 2024

El del delantero no es el mismo caso que el de Keko Gontán, una de las piezas fundamentales en el buen sprint final del Depor. El madrileño tiene uno de los contratos más largos de la plantilla, hasta 2024, pero su continuidad no parece sencilla, tanto por la reestructuración salarial que llevará a cabo el club, como por las ofertas que puedan llegarle de categorías superiores o del extranjero.

Con todo, ahora mismo los únicos futbolistas que tienen su continuidad prácticamente asegurada en ataque son Borja Galán (2022) y Adri Castro (2023), este último recién renovado y que pasará a tener dorsal del primer equipo.