INGLATERRA

Woodward y sus cuatro fracasos

El vicepresidente ejecutivo del United dimitirá a final de temporada. Intentó fichar, sin éxito, a Müller, Neymar, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo.

0
Woodward y sus cuatro fracasos

"Estoy muy orgulloso de haber servido al United y ha sido un honor trabajar para el club de fútbol más grande del mundo durante los últimos 16 años". Así se despedía Ed Woodward del Manchester United en un comunicado publicado en la web oficial del club. O más bien se predespedía, puesto que no será hasta final de temporada cuando abandonará su cargo de vicepresidente ejecutivo y se desligará definitivamente de los Diablos Rojos.

Si bien Woodward habla de 16 años, no fue hasta 2013 cuando pasó a ostentar un cargo de importancia en la entidad y poco a poco ganó mando en plaza, siendo el máximo responsable en materia de fichajes del club. En los últimos años Matt Judge y John Murtough han ido adquiriendo importancia, quitando responsabilidades en el mercado al exbanquero, pero han sido sus decisiones pasadas en este campo las que han ido erosionando la confianza que la hinchada mancuniana le profesaba. Así, el Mirror señala cuatro grandes fracasos que han lastrado su paso la parte noble de Old Trafford: Cristiano Ronaldo, Neymar, Gareth Bale y Thomas Müller.

Un regreso que nunca se produjo

"Amo al Manchester United. Todo el mundo lo sabe. Está en mi corazón. La afición es increíble y espero poder volver algún día", decía Cristiano en 2014. En ese momento no se dudaba de su continuidad en el Real Madrid, donde se encontraba inmerso en su batalla con la historia y con Messi. Sin embargo, el portugués fue el primer gran sueño de Woodward, que siempre quiso sellar el billete de vuelta que quedó abierto en 2009. Cuando CR7 hizo las maletas para abandonar el Bernabéu, fue Turín su destino...

Anhelo frustrado por el Tottenham

Quizá el que más cerca ha estado de las cuatro estrellas deslizadas en enfundarse la elástica del United ha sido Gareth Bale. Mourinho le quiso cuando se sentaba en el banquillo red devil, pero el Madrid le renovó para convertirle, a prior, en el heredero de Ronaldo. La apuesta, como sabemos, no salió bien y fue perdiendo peso en la plantilla blanca hasta que este verano su salida se convirtió en obligación. El galés tuvo que elegir entre Tottenham y United y el sentimentalismo le llevó a Londres, perdiendo de nuevo Woodward la oportunidad de hacerse con él.

2017, doble pinchazo

La temporalidad hace que Müller y Neymar compartan párrafo, puesto que fue en el verano de 2017 cuando los Diablos Rojos mostraron interés en ellos. El centrocampista alemán, sin embargo, se mostró leal al Bayern de Munich, donde sigue sentando cátedra (aunque ha puesto en duda su continuidad recientemente: "No estoy atado al club") y envejeciendo como un buen Rioja. Mientras que el brasileño optó por el PSG, mayor traspaso de la historia del fútbol mediante, y está cerca de renovar su contrato con los parisinos.

Ninguno llegó, como tampoco lo hizo Jadon Sancho el pasado verano o Erling Haaland en varias ocasiones. Estos dos últimos vuelven a ponerse a tiro esta ventana venidera, pues la situación económica del Borussia Dortmund está lejos de boyante. Sin embargo, si finalmente desembarcasen en Old Trafford, la medalla no podría apuntársela un Woodward que ya estará centrado en otros menesteres.