SEGUNDA B

El Navalcarnero, revelación en la Copa, encadena 17 partidos consecutivos en Liga sin ganar

Se plantó en octavos de Copa del Rey eliminando al Eibar y ocupó todas las portadas, telediarios y tertulias. Ahora es incapaz de lograr los tres puntos.

Navalcarnero Segunda B Copa del Rey Granada

Este año la Copa del Rey ha ha dejado historias bonitas de equipos humildes ‘cargándose’ a grandes entidades de Primera y Segunda. Y una de ellas fue la que escribió el Navalcarnero, club de una pequeña localidad a apenas 33 kilómetros de Madrid, que convirtió el Mariano González en un fortín.

Eliminó al CD Badajoz, posiblemente el mejor equipo de Segunda B, en la primera ronda, en la siguiente echó a Las Palmas (Segunda División), y en la tercera sorprendió pasando ante un Primera asentado como el Eibar. Todo se diluyó ante el Granada.

La Copa del Rey es un premio para estos equipos, un sueño, pero la que da de comer, como se suele decir, es la competición liguera. En este caso, la Segunda B para el Navalcarnero. Y cuando finalmente despertó y se encontró de nuevo con la realidad, se dio cuenta de que no tenía nada que ver una cosa con la otra. La estadística es tremenda, 17 partidos consecutivos sin ganar.

17 partidos seguidos, o casi cinco meses, sin conocer la victoria

Ganó en la primera jornada al San Sebastián de los Reyes por 0-1, venció ante Las Rozas en la segunda jornada por 3-0, y volvió a lograr la victoria en la tercera jornada contra el Getafe B por 0-1. Parecía intratable, pleno de victorias, pero ahí se acabó. Fue la última vez que jugadores y aficionados del Navalcarnero celebraron una victoria en Liga, el día 1 de noviembre de 2020.

Desde ahí hasta el próximo 18 de abril de 2021 que se enfrentará al Don Benito, el Navalcarnero ha cosechado 11 empates y seis derrotas. En todos esos encuentros el Navalcarnero ha sido incapaz de imponerse al rival.

Pese a esa racha fatídica, el Navalcarnero logró meterse en el segundo tramo de su subgrupo, del cuarto al sexto clasificado, y pudo entrar en la liguilla de fase de ascenso a la nueva Primera RFEF, aunque lo hizo partiendo desde la última posición y todo hace indicar que acabará en esa misma plaza y su lugar la próxima campaña estará en la Segunda RFEF.

Los hermanos Esnáider, ‘matagigantes’, victoria ante el Eibar…

“Ni en mi cumpleaños ni en las navidades me habían escrito tanto. No somos muy mediáticos, pero es lindo cuando te toca porque es agradable que reconozcan tu trabajo. Estamos felices. Tuve el día lleno de llamadas, pero tampoco es algo de lo que quejarse”, comentó Juan Esnáider, delantero del Navalcarnero, en una entrevista en AS justo después de eliminar al Eibar.

De un día para otro, la hazaña del equipo madrileño llenó portadas de periódicos, sus protagonistas visitaron los principales programas radiofónicos deportivos y en televisión se hicieron múltiples reportajes sobre su histórica victoria.

De entre todos los jugadores de la plantilla, los hermanos Esnáider fueron los más destacados o los que se llevaron los focos, sobre todo por ser hijos del mítico Juan Eduardo Esnáider, el futbolista argentino que fuera jugador de Real Madrid o Zaragoza. El primogénito, Juan también, fue autor de dos de los goles que eliminaron al Eibar de Mendilibar y que ayudaron a pasar a octavos. Desde entonces, no ha vuelto a marcar ni un solo gol.

¿Produce ceguera la Copa?

De la mano de Mario Losada, jugador de Las Rozas, ya analizamos en AS las diferencias para un humilde entre jugar Copa y Liga, pero lo cierto es que esta ‘ceguera’ ha sido una realidad para equipos como el Córdoba, el Cornellà, el Marbella, Las Rozas, la Peña Deportiva o el propio Navalcarnero.

¿Cómo se explica que ganaran al Badajoz, Las Palmas y Eibar y sean incapaces de ganar a tan solo uno desde hace cinco meses? Lo tuvo cerca en la derrota por 3-1 contra el Castilla, pero acabaron encajando tres goles en los últimos diez minutos. Y frente al filial madridista también fueron ganando 1-0 hasta el minuto 71 y acabaron perdiendo. También iban ganando al Atlético Baleares en el 63’, y en 20 minutos ya iban 2-3 perdiendo.

En la jornada 16, ante el Poblense, tuvieron el 0-1 hasta el minuto 90, cuando el rival acabó empatando el partido. También ha pasado mucho el hecho de rascar empates en los últimos minutos cuando eran derrotas.

El 17 de enero, cuando llevaban solo cuatro partidos seguidos sin vencer de los 17 que encadenan ahora, miraban arriba. Así lo afirmaba Esnáider a AS tras eliminar al Eibar: “Ahora, viendo la clasificación, sí somos ambiciosos y queremos estar arriba. Este año, además, con la nueva configuración de la Liga quedar entre los tres primeros es muy importante. Así que intentaremos sacar los máximos puntos posibles en los próximos tres o cuatro partidos para estar arriba”. Esa, contra el equipo vasco, fue la última victoria en general y desde entonces llevan 13 encuentros consecutivos empatando o perdiendo.

Lo que le queda al Navalcarnero

Gracias a los puntos conseguidos a base de empates, el Navalcarnero pudo meterse entre los seis primeros de su subgrupo, y pasó junto al Rayo Majadahonda y el Atlético Baleares a la fase de ascenso a Primera RFEF. De momento, en las dos primeras jornadas, ha perdido 0-2 con el Villanovense y 3-0 con el Mérida.

Le quedan solo cuatro partidos para acabar la temporada, ante el Don Benito y el Mérida en casa y contra el Villanovense y el Don Benito fuera. En esos encuentros restantes buscará acercarse a las plazas delanteras, pero la realidad es que el objetivo se escapa ya a 10 puntos y podría ser matemático en breve su descenso o permanencia, como se le quiera llamar, en la Segunda RFEF. Cuatro partidos para poder celebrar alguna victoria. Desde noviembre, ha llovido.