RACING | SOLABARRIETA

"En Amorebieta me equivoqué y no volverá a pasar"

El entrenador del Racing reconoció hoy que la vehemente actitud que exhibió la semana pasada en Urritxe, fuertemente criticada, fue un error por su parte

Santander
"En Amorebieta me equivoqué y no volverá a pasar"
Nacho Cubero Diario AS

No ha sido una semana fácil para Aritz Solabarrieta. Pese a que su equipo cumplió con el expediente en Amorebieta y se hizo con los tres puntos el pasado viernes, el tema de conversación en el racinguismo desde entonces no fue ni la victoria ni el juego del equipo, fue el comportamiento exageradamente vehemente del entrenador en ese partido. Aparte de a los aficionados, ese comportamiento no gustó nada ni a los dirigentes del club ni a los futbolistas, uno de los cuales le demandó desde el césped más respeto en su trato con ellos. Hoy, el ondarrutarra quiso zanjar, con pocas palabras, como es él, la cuestión reconociendo, con humildad, que "me equivoqué..., me equivoqué y no volverá a pasar. No volverá a pasar". Un 'Juan Carlos I a la vuelta de Botsuana' en toda regla.

Sin más explicaciones, que nadie le demandó, por otra parte, Solabarrieta pareció sinceramente arrepentido y deseoso de pasar página y de que el rendimiento de su equipo haga rápidamente olvidar este incidente. Incluso, a lo largo de toda la rueda de prensa, antes de llegar a la pregunta sobre lo acontecido en Urritxe, que fue la última, el míster racinguista pareció más relajado y con más ganas de explayarse en las respuestas de lo habitual.

Bustos, que vuelve a entrenar con una órtesis protectora, recibiendo instrucciones de su entrenador.

Con respecto al inicio de la segunda fase de la competición para su equipo, Solabarrieta le quitó importancia a la ventaja que ahora mismo tiene su equipo en la tabla respecto al tercer clasificado, el Ebro, "no es real, ellos tienen que jugar un partido más que nosotros", y alabó reiteradamente las virtudes futbolísticas del Tarazona: "es un buen equipo, quiere jugar, se atreve a hacerlo..., me gustó su propuesta. Sería un error menospreciarle o pensar que tenemos las cosas hechas de antemano. Aquí cuesta un mundo ganar los partidos, aunque seas el Racing. Solo con el escudo no vamos a ganar a nadie".

Aritz Solabarrieta, que puede contar con todos sus futbolistas menos el recién operado Alberto Villapalos, asume que "llegamos muy bien a la segunda fase y tenemos que mejorar. No basta con meternos en la liga Pro, sino que hay que llegar ahí haciendo las cosas todavía mejor de lo que lo estamos haciendo, Soy optimista con el equipo, con los jugadores".

En la sesión matinal en La Albericia, previa a la rueda de prensa, el técnico vizcaíno hizo especial hincapié en trabajar tanto el inicio de juego propio, para eludir la presión alta del Tarazona, como en intentar robar en campo rival a un equipo que siempre sale al toque desde su portería. Incluso asumiendo riesgos poco habituales en un equipo modesto como es el Tarazona. La gran duda estriba en saber si Solabarrieta volverá a recurrir al 4-4-2 que ha empleado en los dos últimos partidos a domicilio, Irún y Amorebieta, o si regresará al 4-2-3-1 que le ha dado los mejores momentos de fútbol como entrenador racinguista. Respecto al once inicial, parece bastante probable que vuelvan al equipo Íñigo, Pablo Torre, Bustos y Cedric y no es descartable la primera titularidad de Lars Gerson, que apenas ha jugado 62' desde que fichó por el Racing. El sacrificado podría ser Óscar Gil, que en toda la temporada solo ha sido suplente en la primera jornada, ya que en las otras dos jornadas en las que no participó, en una estaba sancionado y en otra un problema personal ajeno al fútbol le apartó de la convocatoria.

Lars Gerson, en el entrenamiento de hoy, aspira a su primera titularidad.