INGLATERRA

Los desterrados de Mourinho

La marcha del Tottenham es irregular y en el último partido, el portugués envió un dardo a sus jugadores. Siete de sus hombres, en venta, según 'Mirror'.

Los desterrados de Mourinho

"Mismo entrenador, diferentes jugadores". Cortita y al pie. José Mourinho en estado puro tras el empate de su equipo ante el Newcastle el pasado fin de semana (2-2) dejando claro que el verano será movido. Queda claro que en la mente del portugués está el realizar fichajes que solidifiquen los cimientos del Tottenham, que no ha logrado mantener su gran estado de forma de inicio de curso. De optar por la Premier a sufrir por entrar en Europa: marchan sextos con el Everton, octavo, a dos puntos.

Aunque entrar en Champions, a tres puntos en estos momentos, solucionaría la temporada, en el Mirror señalan siete futbolistas con el cartel de transferibles en cuanto la ventana estival se abra de par en par. Dele Alli, Serge Aurier, Harry Winks, Juan Foyth, Erik Lamela, Davinson Sánchez y Ryan Sessegnon son los nombres, muchos de ellos con suficiente cartel como para agitar sacar suficiente rédito económico por ellos.

Jugadores con cartel

Dele Alli (24 años) es el más destacado. El centrocampista inglés ha perdido importancia con el paso del tiempo y ha pasado de tener un valor de 100 millones de euros en Transfermarkt a los 32 actuales. Bajada que alumbra su pérdida de protagonismo. Su cesión al PSG estuvo cerca, y más con la llegada de Pochettino, su gran valedor, a París, pero no cristalizó. Aunque puede que Harry Winks (25) pueda competir a Dele como el que mayor número de pretendientes presente, pues se le ha relacionado con Atlético de Madrid, Valencia y Everton. Entre 17 y 24 millones de euros serían suficientes para comprar su billete de salida del Tottenham Hotspur Stadium.

Dos señalados

El caso de Serge Aurier es particular. En el "Tottenham Hotspur: All or nothing" de Amazon quedó claro que Mourinho no era fan del lateral de 28 años. De ahí que fichara a Matt Doherty el pasado verano. Pero el exWolves no ha rendido como se esperaba y el marfileño alterna titularidades con suplencias. El PSG estuvo interesado, pero la llegada de Florenzi apagó la llama. Una situación similar a la que vive Davinson Sánchez (24), a quien Mourinho señaló en el citado empate ante el Tottenham: "Hay errores que no deberían ser llamados así porque van ligados a la calidad de los jugadores". Llegó en 2017 por 42 millones y su salida será por mucho menos.

Una última oportunidad y dos cedidos

En cuanto a Lamela, es el futbolista del listado que cuenta con mayor confianza por parte de su entrenador. Sin embargo, su edad (29 años) y contrato (termina en 2022) convierten su salida en un ahora o nunca. No es indiscutible y si todos están disponibles suele partir desde el banquillo, pero su calidad es incuestionable y pueden ingresar una suma interesante este verano, de ahí que su nombre salga a la palestra.

Por último, Foyth (23) y Sessegnon (20). Tanto el defensa argentino como el extremo (también puede ejercer de lateral) inglés salieron cedidos esta temporada. El primero ha convencido en el Villarreal y están dispuestos a ejecutar la opción de compra (15 millones) que existía en el acuerdo. El segundo, a préstamo en el Hoffenheim, ha jugado con regularidad pero en el Tottenham, Reguilón y Son le cierran las puertas, por lo que se presenta como otra opción factible para hacer caja. En definitiva, para entrar hay que dejar salir y Mourinho tiene a mucho candidato con el que poder sufragar posibles llegadas.