SEVILLA

Ocampos esquiva la obsesión

El extremo argentino del Sevilla intenta no lamentarse con los penaltis fallados ante Barcelona y Atlético: "Ni cuando marqué a Neuer era el mejor ni ahora soy el peor".

El argentino del Sevilla Lucas Ocampos no se obsesiona con los penaltis fallados ante Barça y Atlético: "Ni antes era el mejor ni ahora soy el peor".
CRISTINA QUICLER AFP

Lucas Ocampos sigue siendo uno de los pilares del este Sevilla, y eso aunque haya fallado los dos últimos penaltis que tiró, el primero en las semifinales ante el Barcelona y el segundo el pasado domingo ante el Atlético. Así lo explicaba el argentino en los medios oficiales: "Me dolió mucho el del Barcelona, porque venía de hacer 11 o 12 seguidos. Había estado lesionado, adelantamos la recuperación y sentía que era la noche perfecta para hacer el gol y pasar a la final, pero no fue así. Estuve uno o dos días deprimido conmigo mismo, sabiendo que era un momento importante, pero teníamos partido dos días después y todos me apoyaron un montón".

"Son circunstancias del fútbol también, no me siento el mejor cuando hice el penal a Neuer en la final de la Supercopa y ahora tampoco me siento el peor. Nosotros siempre practicamos con Bono también los penaltis, porque los ataja bien, cuando llegó Raúl Jiménez lo paró y después logró varios más", añadía el de Quilmes.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
3Real Madrid 63 19 6 4
4Sevilla 58 18 4 7
5R. Sociedad 46 12 10 7
Clasificación completa
Próximos partidos
Celta - Sevilla L-12/04 21:00
Levante - Sevilla X-21/04 19:00
Sevilla - Granada D-25/04 18:30
Calendario

*Datos actualizados a fecha 8 de abril de 2021

Ocampos se toma con calma la ampliación de contrato, que pretende el Sevilla: "Yo vivo día a día, no tengo grandes cosas más allá de seguir estando a este nivel en un equipo grande, continuar en la selección y poder ganar algo con ellos. Sobre todo disfrutar de lo que más me gusta".

El argentino no ha olvidado la gloria de la Europa League en Colonia: "Estábamos encerrados todos en el hotel. La cabeza se te va para cualquier lado, pero en el Sevilla era todo lo contrario, hasta los canteranos que vinieron disfrutaron de lo lindo. Ganando, con los paseos, las habitaciones, con la Play también... al final pasó lo que pasó, ganamos esa copa importante. Estábamos antes de festejar hablando con nuestras familias y en ese momento nos juntamos todos, empezamos a poner música y a saltar con un De Jong que no entendía nada de ese tema de un cantante argentino".