DEPORTIVO

Lucho García, el nuevo muro del Deportivo

El portero colombiano solo ha encajado un gol en seis partidos. Suma 402 minutos imbatido y va a por el récord de Carlos Abad de la primera vuelta.

0
Lucho García, realizando una parada ante el Marino de Luanco.
JESUS SANCHO DIARIO AS

Una de las decisiones de calado de Rubén de la Barrera en el cambio del Deportivo ha sido la portería. El técnico coruñés mantuvo en sus cuatro primeros encuentros al frente del equipo a Carlos Abad, uno de los grandes destacados en la primera vuelta, pero tras la derrota ante el Coruxo (2-0) decidió agitar la portería. El meta canario, titular en los 13 primeros encuentros, se fue al banquillo ante el Guijuelo y Lucho García, que solo había sido titular en Copa, tomó el relevo. El colombiano dejó su puerta a cero en su debut (1-0) y Rubén de la Barrera firmó su primera victoria como entrenador blanquiazul.

Desde aquel encuentro hasta hoy, Lucho no ha parado de sumar estadísticas positivas. En sus seis partidos bajo palos, acumula cinco porterías a cero que además han supuesto otras victorias para el conjunto coruñés. Su único gol lo encajó en A Malata (1-0) en la jornada 15ª de la primera fase. Desde entonces hasta hoy, el colombiano suma ya cuatro partidos consecutivos sin recibir gol (Pontevedra, Celta B, Zamora y Marino de Luanco). La mejoría defensiva del equipo ha sido clave, pero en casi todos los encuentros el colombiano ha tenido que realizar alguna parada decisiva.

El siguiente reto para Lucho será superar los registros de su compañero y competidor en la portería, Carlos Abad. El meta tinerfeño fue un seguro en el pimer tramo de competición con Vázquez en el banquillo. Estuvo cinco encuentros sin encajar (Compostela, Unionistas, Coruxo Guijuelo y Racing De Ferrol) hasta que Rufo lo batió en Pasarón. Fueron un total de 543 minutos imbatido, acercándose a la mítica racha de Liaño (682’) en la era del Superdepor. Lucho suma ahora 402 minutos imbatido y su próxima meta será continuar la racha en la visita del próximo domingo al Langreo para quedarse a un paso de la barrera de los 500’.