REAL MADRID

Haaland 'ficha' por el Marbella

En su tercera visita al Marbella Football Center, el delantero noruego recibió una camiseta del conjunto marbellí de manos de la alcaldesa de la ciudad de la Costa del Sol, Ángeles Muñoz.

Madrid
Erling Haaland sostiene la camiseta del Marbella acompañado de la alcaldesa de la ciudad malagueña, Ángeles Muñoz.
Marbellafc

Unas horas después de sufrir una dolorosa derrota ante Turquía (0-3 en La Rosaleda, Málaga) en partido valedero para lograr la clasificación para el Mundial de 2022, Erling Haaland tuvo una llamativa visita: la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, se personó en las instalaciones donde la selección noruega está preparando estos primeros partidos clasificatorios en el Marbella Football Center, donde ha venido prepanado los partidos ante Gibraltar y ante la propia selección de Turquía. La regidora le hizo entrega de una camiseta del conjunto marbellí al delantero nórdico, que no dudó en fotografiarse con la alcaldesa y la elástica del conjunto de la Costa del Sol. Lo curioso de la camiseta es que es muy similar a la que suele lucir el Real Madrid: blanca y con las tres líneas de Adidas sobre sus hombros...

Noruega fue sorprendida por la selección turca en un encuentro en el que los nórdicos ni se adaptaron ni supieron doblegar a sus rivales otomanos, que supieron navegar con el viento a favor tras adelantarse en el marcador a los cuatro minutos de partido. Haaland, como ya ocurriese ante Gibraltar, volvió a ser sustituido, algo que le molestó y volvió a salir del terreno de juego con cara de pocos amigos. Quizá con el regalo de la camiseta del Marbella se relaje un poco...

Para Haaland, las instalaciones del Marbella Football Center no le son desconocidas. No en vano es la tercera vez que visita dichas instalaciones... y curisamente lo ha hecho con tres camisetas diferentes. La primera vez que lo hizo fue vistiendo la elástica del Molde, el club con el que se dio a conocer a nivel europeo. También lo ha hecho con el Borussia Dortmund y ahora con la selección de Noruega. Ahora se lleva la camiseta del club local. Quién sabe si volverá vistiendo de blanco, como la camiseta marbellí...