DEPORTIVO

De Vicente al Fuenlabrada, los finales agónicos del Deportivo

El Deportivo ha vivido de todo en las últimas jornadas: una Liga, descensos, ascensos, el penalti de Djukic… El domingo se juega la 1ª RFEF ante el Zamora.

0
Los jugadores del Deportivo celebran el 2-2 de Salomao al Bercelona que daba la permanencia en 2015.
CARLOS MIRA CARLOS MIRA

El Deportivo, después de una horrorosa y accidentada temporada, se jugará en la última jornada la opción de meterse entre los tres primeros para garantizarse la Primera RFEF y seguir vivo en la carrera por el ascenso. Los blanquiazules no dependen de sí mismos, pero si vencen al Zamora en Riazor y el Celta B no gana o el Racing de Ferrol sí lo hace ante Unionistas, habrán alcanzado el objetivo. En las últimas décadas el club coruñés ha vivido en varias ocasiones un último partido de la temporada decisivo con casi tantas tardes de gloria como de tristeza:

Gol de Vicente, 1988

El Deportivo, que estaba entonces en Segunda, llegó a la última jornada de Liga sin depender de sí mismo para evitar el descenso a Segunda B, que en aquel momento podía significar la desaparición del club. El conjunto coruñés dependía del Hércules y el Bilbao Athletic. Ambos perdieron sus respectivos partidos y el Depor ganó el suyo ante el Racing de Santander con un agónico y recordado gol de Vicente Celeiro en el minuto 92.

Ascenso en llamas, 1991

El Deportivo, que se había quedado a las puertas del ascenso a Primera el año anterior al perder la promoción ante el Tenerife, llegó a la última jornada dependiendo de sí mismo y jugando en Riazor ante el Murcia, líder antes de comenzar la jornada y que finalmente se quedaría sin ascenso. Antes de iniciarse el encuentro la grada de Preferencia se incendió y el duelo comenzó una hora más tarde. Tras el susto llegó la euforia con un doblete de Stojadinovic (2-0) que devolvía al Depor a Primera tras veinte años de espera.

El penalti de Djukic, 1994

Los coruñeses, que en 1992 habían logrado salvar la permanencia con una agónica promoción contra el Betis, estaban dos años después a un paso de la gloria. El Superdepor de Arsenio se jugaba la Liga con el Dream Team de Cruyff en la última jornada. Las noticias de la victoria de los blaugranas ante el Sevilla (5-2) llegaban a Riazor y era obligado ganar al Valencia. Con 0-0 en el marcador, Djukic tuvo el penalti del título en el último minuto del partido, pero González lo detuvo y se esfumó un sueño que volvería años más tarde.

Título de Liga, 2000

En la temporada 1999-2000, ya con Irureta en el banquillo, el Depor volvió a tener al alcance de su mano el título de Liga. Como seis años antes, los coruñeses llegaban al último partido dependiendo de sí mismos, jugando en Riazor y el perseguidor se llamaba Barcelona. Esta vez el rival era el Espanyol y no hizo falta esperar al último segundo para conocer el desenlace. Donato abrió el marcador a los tres minutos y Roy Makaay puso el 2-0 definitivo en el 32’. El Depor se proclamó campeón en una última jornada de Liga imborrable.

Descenso a Segunda, 2011 y 2013

Diferente suerte corrió el conjunto blanquiazul en el cierre del curso 2010-2011. El Depor, de nuevo con Riazor como escenario, se jugaba la permanencia ante un Valencia al que ya no le iba nada en el envite. El equipo de Lotina cayó 0-2, el resto de resultados no acompañaron y se consumó el descenso tras dos décadas en Primera con 43 puntos, récord histórico. En 2013 se repitió la historia y el desenlace fue el mismo, esta vez con una Real Sociedad que buscaba la Champions de verdugo (0-1). Fernando Vázquez lo vivió en el banquillo y Griezmann fue el ejecutor.

Salvación agónica en el Camp Nou, 2015

Tras el segundo descenso consecutivo, el Deportivo volvió a subir a Primera de forma inmediata y de nuevo la última jornada fue decisiva. Esta vez no era en Riazor, era en el Camp Nou ante un Barça que ya se había proclamado campeón. El equipo que dirigía entonces Víctor Sánchez del Amo necesitaba un punto, y eso fue lo que sacó. El Barcelona se puso 2-0 con un doblete de Messi que igualaron con sus goles Lucas Pérez y Salomao en el segundo tiempo. En 2016 y 2017 la salvación también fue sufrida, pero no tanto. En ambas ocasiones tuvo lugar en la penúltima jornada y en las dos, puntuando en El Madrigal.

Playoff in extremis y palo en Mallorca, 2019

Tras descender de forma muy clara en 2018, el Depor vivió una de cal y otra de arena con los últimos partidos. Los coruñeses confirmaron en la última jornada su presencia en el playoff como sextos clasificados tras ganar en Riazor al Córdoba (2-0). Después de eliminar al Málaga, derrotaron al Mallorca en la ida en Riazor (2-0). Con pie y medio en Primera y un remate de Pablo Marí en el último segundo que se marchó fuera por centímetros, se esfumó el ascenso con un duro 3-0 en una aciaga noche de San Juan.

Caso Fuenlabrada, 2020

Los retorcidos guiones del Deportivo en las últimas jornadas vivieron la temporada pasada el final más increíble de todos, conocido ya como el Caso Fuenlabrada. El equipo se volvía a jugar la permanencia en la última jornada y unas pocas horas antes se anunció un brote de Covid en el equipo madrileño y la suspensión del partido. No ocurrió lo mismo con el resto de la jornada, que si se jugó en una decisión sin precedentes. El Depor, ya descendido, disputó un mes después el que ya se conoce como el ‘partido del paripé’ y ganó en Riazor al Fuenlabrada (2-1) con un doblete en el tramo final de Beauvue. El caso está todavía en los Juzgados.