CELTA

Kevin Vázquez rompe a llorar tras poner fin a su calvario

El lateral celeste disputó ante el Athletic sus primeros minutos de la temporada. Llevaba ocho meses sin jugar, desde el pasado 16 de julio.

0
Kevin Vázquez le arrebata el balón a Morcillo durante el partido disputada entre Celta y Athletic en Balaídos
Salvador Sas DIARIO AS

El partido entre Celta y Athletic no pasará a la historia por su espectáculo, pero sí por la emoción de un jugador que logró poner fin a un calvario que ya duraba ocho meses. Ese es el tiempo que estuvo Kevin Vázquez sin jugar. Su último encuentro con la camiseta celeste fue el pasado 16 de julio ante el Levante, en la penúltima jornada de la 2019-20.

El defensa celeste estaba inédito esta temporada debido a un cúmulo de decisiones técnicas y, sobre todo, una lesión que le mantuvo tres meses en el dique seco. Sufrió una rotura fibrilar en el gemelo interno de su pierna izquierda y el club anunció que estaría de baja de cuatro a seis semanas, pero esa lesión se complicó por culpa de un seroma y el plazo de recuperación se triplicó. En enero recibió el alta médica, pero Mallo le cerró el paso y Coudet tampoco le dio la alternativa en la rotación.

Sin embargo, la sanción del capitán céltico fue su luz al final de un largo túnel. Kevin pudo al fin estrenarse esta temporada en la jornada 27 y estalló al ser entrevistado en Gol TV al término del encuentro. El lateral de Nigrán rompió a llorar cuando fue preguntado por su particular calvario y tuvo que tomarse su tiempo para responder: "Han sido meses complicados, con mucha gente que me apoyó, que estuvo ahí. Quiero agradecer a los compañeros, a la familia, a la gente del gimnasio, a los fisios... A todos los que estuvieron conmigo".

Pese a la inactividad, Kevin Vázquez respondió sobre el césped como en él suele ser habitual. Cumplió perfectamente su papel en el carril diestro, con un gran derroche físico y consiguió tapar a Morcillo primero y a Ibai en los últimos minutos. En definitiva, le demostró a Coudet que su rendimiento es siempre una garantía.