BALÓN DE ORO

La lucha por el Balón de Oro salta por los aires

La eliminación de Messi y Cristiano en los octavos de la Champions deja muy tocados a los dominadores del galardón en la última década. ¿Quién será el heredero?

La lucha por el Balón de Oro salta por los aires
Massimo Pinca / Enric Fontcuberta REUTERS / EFE

Las etapas, por muy bonitas y largas que sean, siempre tienen su final. Cristiano Ronaldo y Leo Messi han dominado el fútbol mundial durante más de una década, protagonizando una de las rivalidades más destacadas de la historia de este deporte y que quizá que no se vuelva a ver nunca.

No solo a nivel de clubes, principalmente con Real Madrid y Barcelona, han levantado infinidad de títulos sino que han sido indiscutiblemente los reyes del Balón de Oro. Messi con seis y Ronaldo con cinco son los jugadores que más veces han recibido el galardón de France Football. Desde el año 2008 hasta 2019, última vez que se entregó, solo ha habido un ganador que no fuese el portugués o el argentino, Luka Modric en 2018 que rompió una racha de diez años seguidos al llevarse el Balón de oro por sus méritos en el Real Madrid, ganando la Champions, y la selección croata, siendo subcampeona del Mundial.

El batacazo en Champions

Al año siguiente, Messi desempató y se llevó su sexto galardón instaurando de nuevo su reinado. La pandemia hizo que France Football decidiese no dar el Balón de oro en 2020, un premio que llevaba escrito el nombre de Robert Lewandowski, campeón del triplete (luego ampliado a sextete) con el Bayern y máximo goleador de la Champions y la Bundesliga. Al menos el polaco se llevó el The Best.

Pero este año, a pesar de que tan solo estamos en marzo, parece que será el que marque definitivamente el inicio de otra era. Por primera vez desde la temporada 04-05, ni Leo Messi ni Cristiano Ronaldo estarán en los cuartos de final de la Champions League, la competición a nivel de clubes más importante. El argentino se ha quedado fuera del top ocho europeo por primera vea desde la 06-07, mientras que el portugués ya se quedó fuera el año pasado a manos del Olympique de Lyon, mismo verdugo que en la 09-10 en la recordada eliminación del Madrid de Pellegrini.

Sin los dos reyes de la última década en los cuartos de Champions el Balón de oro busca un nuevo heredero, uno que quizás tome el testigo de los otros dos y sea el nuevo dominador de Europa. Aún estamos en marzo y en el horizonte asoman la Eurocopa y Copa América, donde una gran actuación con su país les puede catapultar a hacía un nuevo Balón de oro, pero estando ya fuera de la Champions, resulta muy difícil que consigan aumentar su leyenda.

En busca de un heredero digno

Son muchas las estrellas que opositan a ser los nuevos líderes del fútbol, algunos llevan en esa lista muchos años esperando a que a Messi y a Cristiano se les acabase un fuelle que parecía inagotable. En primer lugar aparece Lewandowski el "ganador espiritual" de la última edición. El polaco con 23 goles ya es máximo goleador de la Bundesliga, por encima de Haaland, y el Bayern es líder a pesar de sentir muy cerca el aliento del Leipzig. En Champions vapulearon con un 1-4 a la Lazio, y vuelven a tener el cartel de favoritos. Levantar de nuevo la orejona le convertiría en el máximo candidato a llevarse un trofeo que para algunos le arrebataron injustamente en 2020.

Los otros dos grandes herederos comparten equipo y se ubican en las bonitas calles de París, Neymar y Mbappé. El primero lleva años opositando para ello y de hecho emigró a Francia para brillar lejos de la larga sombra de Messi, pero sus problemas físicos y las malas actuaciones del PSG en Champions, hasta el año pasado, le han alejado de un premio en el que no está entre los tres finalistas desde 2017. Mbappé representa junto a Haaland la nueva esperanza del fútbol. Con 22 años ya brilla por si solo, como el hat-trick en el Camp Nou, y es máximo goleador (18) de la Ligue 1 y segundo (seis) de la Champions League. En el caso de que este año sí que consigan rematar la faena y llevar la tan esperada Champions League a París y se coronen otra vez como campeones en Francia, ambos tendrían muchas opciones de ser los nuevos balones de oro. Más aún cuando Francia y Brasil parten como favoritas para la Eurocopa y la Copa América.

Otros candidatos con menos fuerza pueden venir de Inglaterra. El Manchester Ciy está haciendo una temporada de récord habiendo establecido una marca histórica en el fútbol inglés con 21 victorias seguidas y parece que este sí que puede ser el año en el que el City de Pep demuestre su potencial en Europa. En ese caso no sería descabellado que se lo llevase un skyblue aunque el jugador más destacado esté siendo alguien con un perfil más bajo como Gundogan.

Por último, tampoco se puede descartar a Erling Haaland, el nuevo fenómeno del fútbol. Su irrupción está siendo histórica siendo el jugador más joven en alcanzar los 20 goles en la Champions, 20 años y 231 días, cuatro menos que Cristiano y dos menos que Messi. Además de de hacerlo tan solo en 14 partidos, otra cifra récord. Pero la dificultad de levantar un título con el Borussia (sextos en la Bundesliga) y el hecho de estar fuera de la Eurocopa hace que sea casi una misión imposible.

Lo que está claro es que es muy probable que este año se viva un cambio de época y puede que entremos en un nuevo ciclo que marque el fútbol en los próximos años. El Balón de oro ya busca heredero.