INGLATERRA

Los nueve fichajes fallidos del Arsenal que hubieran cambiado la historia

Arsene Wenger desveló que estuvo a punto de fichar a Mbappé para el club. Ahora, el Daily Star recuerda otras estrellas que no llegaron a Londres por flecos.

0
Los nueve fichajes fallidos del Arsenal que hubieran cambiado la historia

¿Se imaginan qué hubiera pasado si el Real Madrid no llega a fichar a Cristiano Ronaldo?, ¿hubiera llegado alguna de las Champions posteriores?, ¿y si el jeque no hubiera comprado el PSG?, ¿dónde estaría Neymar?, ¿y Mbappé? En el fútbol, cualquier pequeño detalle marca la diferencia y hay operaciones que resultan un fracaso y otras que cambian por completo la historia de un club. Recientemente, Arsene Wenger desveló que estuvo a punto de fichar al propio Mbappé para el Arsenal. ¿Qué sería ahora de los gunners? Su llegada y crecimiento podría haber llamado la atención de otros jugadores y hubiera sido un jaque al dominio del Manchester City o del Liverpool. Un movimiento que no se hizo finalmente. Desde entonces, el club londinense deambula debatiéndose entre Europa League o incluso puestos inferiores y ha dado un paso atrás con respecto a otros compañeros del 'Big 6'.

A raíz de las palabras de Wenger, el diario británico Daily Star ha sacado a la luz otros casi del Arsenal que, quién sabe, le podrían haber convertido en el equipo de referencia en Inglaterra durante décadas. El medio desvela grandes nombres que estuvieron muy cerca de recalar en el Emirates, pero que los clásicos flecos lo impidieron. Llegaron Ozil o Alexis Sánchez, pero se quedaron a un paso de la gloria. ¿Hubieran fracaso los nombres que se presentarán a continuación? O, por el contrario, ¿hubiera ganado la Champions el Arsenal con ellos?

Mbappé

El astro francés vivió sus primeros años de carrera en el Mónaco antes de dar el salto al estrellato. Wenger reveló que estuvo cerca de firmar por el Arsenal. Tanto es así, que estuvo en su casa intentando convencerle cuando Mbappé no quería continuar en su club. Es más, pudo llegar a Londres gratis. Finalmente, apostó por quedarse y marcharse al París Saint Germain, donde hoy es uno de los mejores jugadores del planeta.

Cristiano Ronaldo

La historia reciente del Real Madrid no se entiende sin la figura de Cristiano Ronaldo. El astro portugués llegó al Bernabéu en lo que fue en aquel entonces el traspaso más caro de la historia. El tiempo dio la razón a la inversión, ya que CR7 cambió la historia del club blanco, con cifras goleadoras para la posteridad y cuatro Champions. Antes de todo eso, pasó sus primeros años en el Sporting de Portugal y de ahí se marchó al United. Previo a ese paso, estuvo cerca de elegir Londres en lugar de Manchester. Finalmente, no se dio.

Leo Messi

Sí, Leo Messi, que ha pasado toda su carrera en el Barcelona y es considerado uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, casi saca los billetes rumbo a Inglaterra. Fue en el año 2003. Su compañero Cesc Fábregas, en vista a que no tendría demasiadas oportunidades, decidió marcharse. El Arsenal puso la misma oferta encima de la mesa al argentino, que se vio "tentado", según desveló Fabian Soldini. Meses después de rechazar la oferta, debutó con la camiseta del Barça. El resto es historia.

David Beckham

Wenger y Beckham mantenían una relación de amistad, que llevó al inglés a ejercitarse varias veces con el Arsenal para no perder estado de forma. Si bien es cierto que su llegada se planteó para años en los que ya había pasado su mejor nivel, lo cierto es que el factor marketing y la calidad del '23' hubiera impulsado al club a un nivel superior. En 2009, no pudieron pagarlo. Posteriormente, tenían la posición lo suficientemente cubierta como para hacer un esfuerzo económico de tal altura. Lo que pudo ser y no fue.

Yaya Touré

No responde a un perfil de estrella, pero el costamarfileño es el jugador que todo entrenador quiere tener en su equipo. Con 20 años, estuvo a prueba en el Arsenal, incluso llegó a disputar un amistoso de pretemporada. Para aquel entonces jugó de segundo delantero. A Wenger no le agradó en exceso su papel, al que calificó como "completamente normal". En el Barça y en el Manchester City, se erigió como un futbolista total e indiscutible en la conquista de títulos a nivel local y europeo.

Gianluigi Buffon

Ha llovido desde que el Arsenal llamara a la puerta de uno de los mejores porteros de siempre. Para aquel entonces tenía 23 años y no había salido aún del Parma. Los ojeadores 'gunners' vieron su potencial y trataron de que se mudara a Inglaterra. El mismo guardameta lo rechazó y decidió firmar por la Juventus. Casi 700 titularidades y diez Serie A demuestran que su decisión fue acertada. ¿Hasta dónde hubiera llegado su leyenda en Londres?

N'Golo Kanté

La histórica Premier League 2015-16 con el Leicester campeón despertó el interés de decenas de equipos por los futbolistas que nacieron allí. Uno de ellos, por supuesto, es N'Golo Kanté. Tras conquistar el título, a su club no le quedó otra que agradecer su esfuerzo y dejarle marchar. El Arsenal estuvo en la pelea. Las altas pretensiones del agente del medio francés hicieron que la entidad descartase su llegada y apostara por Xhaka. El Chelsea disfrutó y sigue haciéndolo del todoterreno en su medular.

Thomas Lemar

Un nombre reciente. Lemar estaba decidido a salir del Atlético de Madrid, tras una etapa oscura. Se le fichó como una estrella, pero no convenció a Simeone. El Arsenal lo intentó e, incluso, ofreció, siempre según informa el Daily Star, un intercambio por Alexandre Lacazette. La directiva rojiblanca dijo no. A día de hoy, el francés se ha convertido en un futbolista fundamental para su técnico, con una labor más creativa, incrustado en la medular. ¿Hubiera alcanzado ese nivel en el Emirates?

Thiago Alcantara

De este mismo verano. El centrocampista hispanobrasileño rechazó continuar en el potente Bayern de Múnich y embarcarse en una nueva aventura profesional. Por supuesto, no le faltaron ofertas. Una de ellas era del Arsenal, pero Thiago se veía capacitado para manejar la medular de un aspirante a todo. Escogió el Liverpool y ahora muchas voces apuntan a su bajo rendimiento. Aún le queda tiempo para dar la vuelta a la situación.