ITALIA

Pedro renace en Roma

El futbolista español, una vez recuperado de su lesión, vive un momento dulce en la Roma, sumando un total de cinco goles y cuatro asistencias como pieza clave para Fonseca.

Pedro renace en Roma
ALBERTO LINGRIA REUTERS

Una vez cumplida la treintena, en el mundo del fútbol se pueden visibilizar bien dos caminos: aquellos que te guían hacia el ocaso de tu carrera; o, por contra, los que te permiten prolongar la trayectoria, reinventándose e, incluso, encontrando el punto álgido (la tónica habitual en los últimos casos). Este último es el que siguió Pedro Rodríguez el último mercado de fichajes de verano. Cambió Inglaterra por Italia, Londres por Roma, Stamford Bridge por el Olímpico. En definitiva, se marchó del Chelsea para fichar por la Roma.

Seis meses después, el canario de 33 años ha encontrado el ecosistema perfecto. Ha caído de pie en el equipo de Paulo Fonseca, que, a buen seguro, pasa por uno de los mejores momentos desde que el brasileño es el entrenador de la 'loba'. Actualmente marchan en la 3ª posición de una de las Serie A más abiertas del último lustro. Solo por detrás de Milan e Inter, superando a otros equipos como Juventus, Nápoles, Atalanta o, como no, su archienemiga la Lazio. Además, como 'bonus track' se encuentra que siguen vivos en la Europa League (ganaron 0-2 en la ida de dieciseisavos contra el Sporting de Braga).

Una buena dinámica que han alcanzado, eso sí, después de atravesar más de un bache. Fueron goleados por los 'biancocelesti' de Inzaghi, Immobile, Luis Alberto y compañía. O eliminados de forma ridícula por el Spezia en octavos de final, superados sobre el césped y en los despachos (cayeron por superar el número de sustituciones permitidas). Junto a otra de las asignaturas pendientes, ganar a algún equipo del 'Big-6'. De los siete partidos que ha disputado, no ha ganado ninguno, y apenas han podido rascar tres puntos.

Pedro regresó al once la semana pasada en la goleada por 3-0 sobre Udinese. El canario celebró su vuelta firmando un gol de bella factura, después de recuperarse de la lesión de la que recayó y le hizo perderse hasta seis partidos. Antes, cabe reseñar que desde un principio se ganó la confianza de Fonseca como figura importante en la plantilla. Pese a estar dentro de un sistema de tres centrales y carrileros largos, el técnico brasileño ha sabido adecuar el fútbol del español como segundo mediapunta en el 3-4-2-1, aprovechando su buen juego interior. De ese modo, la elaboración de juego con Pellegrini y Veretout se ve favorecido; y, por otro lado, la finalización junto a Dzeko. Unos números que hablan por sí solos, reflejando lo bien que ha logrado acoplarse Pedro al fútbol italiano: cinco goles y cuatro asistencias.

Otra prueba de ello es su compromiso desde el día uno que aterrizó en Roma, junto a una de las principales motivaciones que le llevaron a defender al equipo de la 'loba': ayudarles a que vuelvan a ganar títulos. "Otra razón por la que elegí la Roma es que no ha ganado desde hace tiempo. Espero que podamos seguir trabajando así de bien hasta el final, como ahora, y quien sabe si poder ganar un trofeo. Sería algo maravilloso para el club", señaló Pedro a los medios oficiales de los romanistas.

Una Roma con toque español

Precisamente, en una Roma que habla más español que nunca. Y es que, este pasado mercado de fichajes de verano, a Pau López (desde 2019), Gonzalo Villar y Carles Pérez (ambos llegaron en invierno de 2020), se les sumaron Borja Mayoral, quien ya suma siete dianas, además del ya mentado Pedro. Con todos ellos cogiendo galones más que suficientes en la 'loba'. En el caso del delantero, todavía del Real Madrid, cada vez gana más enteros de pasar a ser propiedad del club italiano y hacerse con hueco en el once ante la posible futura marcha de Dzeko.