ITALIA

Dos viejos rockeros en Milán

Con el fichaje de Mario Mandzukic por el Milan, el croata y Zlatan Ibrahimovic formarán una delantera 'rossonera' con 73 años, 774 goles y 56 títulos entre ambos.

Dos viejos rockeros en Milán
REUTERS / AC MILAN

¿El Milan está de vuelta? Es una de las tantas preguntas que se hacen los grandes aficionados al fútbol. Uno de los equipos más gloriosos de Europa, el hasta siete veces campeón de la Champions League, parece, por fin, enderezar el rumbo. Tras un año 2020 dulzón, en el que, a diferencia del resto, los 'rossoneri' vivieron una remontada casi histórica, ahora se encuentran en la cima del 'Calcio'. Con Stefano Pioli a los mandos, una leyenda como Paolo Maldini en la directiva, y la llegada de Zlatan Ibrahimovic a San Siro en el enero de 2020 como 'Mesías', se ha levantado a un gigante dormido.

Actualmente, son líderes de la Serie A con 43 puntos, están vivos en Europa League (dieciseisavos) y en Coppa Italia (cuartos de final). Y, además, la historia se repite en este mercado invernal. Si en 2020 fue el sueco quien regresó al campeonato italiano, este 2021 le sigue los pasos Mario Mandzukic. El croata, a sus 34 años, vuelve a Italia solo un año después de abandonar la Juventus para fichar por el Al-Duhail qatarí, equipo que dejó en julio y en el que apenas jugó siete partidos con un tanto anotado.

Por tanto, el Milan puede pasar a formar una delantera de lo más veterana posible: Ibrahimovic-Mandzukic, dos jugadores que, sumando ambas edades, llegan a un total de 73 años. Eso sí, sin obviar la ingente cantidad de goles (774) y títulos (56) que llevan a sus espaldas dos 'viejos rockeros'. Sin embargo, el croata, al igual que ha demostrado el sueco a sus 39 'tacos' desde que llegó un año atrás (en la 2020-21 ya registra ahora mismo 12 goles en Serie A), viene para hacer lo que mejor sabe, pelear y perforar redes rivales. Es decir, dos perfiles, en ese aspecto, de lo más similares (solo hay que ver el último pique del sueco con Diego Godín).

Cierto es que el Milan de Pioli ya tiene unos engranajes y un sistema definido. Un 4-2-3-1 con Ibrahimovic de única referencia, escoltado por dos extremos y un mediapunta móvil. Pero si hay algo que caracteriza a 'Marione', es su polivalencia. Ya lo ha demostrado en su paso por el Bayern de Múnich, el Atlético de Madrid o la propia Juventus, donde jugó de extremo en numerosas ocasiones. Por ello, los 'rossoneri' ganan una baza importante, ya sea a modo refresco o variante para entrar en la segunda mitad, o como plan principal. Además de sumar todavía más altura: si Ibrahimovic mide 1'95, hay que añadirle el 1'90 del croata.

Dos veteranos en un 'Baby Milan'

Una dosis de refresco y experiencia que, no obstante, suma Stefano Pioli para una plantilla de lo más precoz. Y es que, pese a la "alta" edad de sus dos delanteros, no hay que olvidar que el actual es un 'Baby Milan'. En la presente campaña guardan el "récord" de sacar el XI con la edad media más joven (22'8 años) de todas las cinco grandes ligas de Europa. Es más, incluso un estudio realizado en el pasado mes de octubre por el CIES, el Observatorio del Fútbol, reveló que los 'rossoneri' contaban con la plantilla más joven (24'5).

Sólo hay que ver qué tipo de jugadores forman su columna vertebral: Gianluigi Donnaruma (21), Theo Hernández (23), Ismael Bennacer (23) o Franck Kessié (24), además de otros como Brahim Díaz (21), Sandro Tonali (20), Alexis Saelemaekers (21), Rafael Leao (21), Diogo Dalot (21) o uno de los próximos socios de Erling Haaland en Noruega, Jens Petter Hauge (21). Otros dos puntales, como son Alessio Romagnoli y Hakan Calhanoglu, quien se encuentra en plena "guerra" por su renovación, no pasan de los 26 años.

Por ello, esa suma de experiencia y juventud ha de formar el cóctel ideal para que el Milan, una vez llegado el grueso de la temporada (con las tres competiciones por delante), se mantenga y no caiga derrumbado como un castillo de naipes. Sin la Juventus tan poderosa como años anteriores, la Serie A está más abierta que nunca, con Inter y Nápoles opositando también como candidatos. Por  lo que los 'rossoneri' tendrán que sudar la gota gorda para mantener el liderato y, por fin, romper una sequía de una década sin conquistar el 'Scudetto'.