INTERNACIONAL

Estados Unidos 'invade' Europa

Dest, De la Fuente, Pulisic, Reyna, Yunus, Weah, McKennie o Hoppe forman una lista de jugadores norteamericanos que han irrumpido con fuerza en el Viejo Continente.

Dest, Hoppe y Reyna

Estados Unidos se ha convertido en una potencia exportadora de futbolistas. El deporte rey ha pasado de prácticamente no aportar jugadores a dar protagonistas en las grandes ligas europeas como Pulisic, Reyna, Dest, McKennie, Weah, Yunus o Hoppe. Este último ha sido uno de los protagonistas del fin de semana. El delantero del Schalke 04 hizo historia este sábado al ser el primer jugador estadounidense en hacer un 'hat-trick' en la Bundesliga, goles que dieron la victoria al equipo de la Cuenca del Rhur ante el Hoffenheim y, de paso, evitaron que su equipo igualara los 31 partidos sin ganar del Tasmania Berlín.

La temporada 2020/21 está destapando el talento norteamericano en Europa. Más allá de Pulisic, uno de los pioneros en llegar de Estados Unidos y formarse en la cantera del Borussia Dortmund antes de fichar por el Chelsea como el sustituto de Hazard a cambio de 64 millones de euros, aparece el nombre de Weston McKennie. El centrocampista, de 22 años, llegó cedido a la Juventus procedente del Schalke 04 y con el paso de los partidos se ha hecho con un hueco en el once titular de Pirlo. De 16 de partidos de Serie A sólo se ha perdido tres partidos, uno por coronavirus y los otros dos en los que fue suplente, con minutos en 13 encuentros y sumando ocho titulares. En total ha jugado 684 minutos con dos goles y dos asistencias a las que hay que sumar el poderío físico que ha exhibido en el terreno de juego.

  • Centrocampista
  • Estados Unidos

El de Texas tuvo que elegir entre el fútbol y la NFL y acabó decantándose por la pelota redonda. Su rendimiento como bianconeri es incuestionable hasta el punto que fue elegido mejor jugador estadounidense de 2020. Tan buen sabor de boca ha dejado el norteamericano que en la Vecchia Signora han fichado a su compatriota Bryan Reynolds para el que busca acomodo. El lateral, de 19 años, que ha sido elegido como mejor jugador de su club en la MLS, va camino de jugar seis meses en el Benevento antes de recalar en la Juventus, según apunta Tuttosport. McKennie, al ocupar plaza de extracomunitario cerraría la puerta para que su compatriota llegara en el mercado de invierno.

El país de las oportunidades ha forjado a tres jugadores de los que se habla en LaLiga. El Barcelona tiene a dos de ellos: Sergiño Dest y Konrad de la Fuente. El lateral fichó por los azulgrana en 2020 avalado por Ronald Koeman y con la difícil tarea de hacerse con el lateral derecho. Labor que ha conseguido con la confianza del entrenador y la continuidad sobre el césped. Así, de 17 partidos de Liga ha jugado en 15 y en 12 de ellos partió en el once inicial. Koeman también apostó por otro norteamericano dando la alternativa en la Champions League a Konrad de la Fuente frente al Dinamo de Kiev. El extremo, de 19 años, tuvo minutos frente a los ucranianos y contra el Ferencvaros antes de volver a la disciplina del Barça B.

De la Ciudad Condal se pasa a la Capital del Turia donde ha destacado Yunus Musah con la camiseta del Valencia. Desconocido para el gran público, a Javi Gracia no le ha temblado el pulso a la hora de ponerlo de titular. El extremo, de 18 años, ha pasado en dos temporadas de llegar para jugar en el filial del equipo de Mestalla a asentarse en el primer equipo e incluso ha marcado un gol en 16 partidos. El club che blindó a su nueva perla hasta 2026.

Alemania domina el mercado

Los equipos alemanes tienen el ojo puesto en el mercado americano para incorporar a sus promesas. El Borussia Dortmund lo hizo con Gio Reyna, de 18 años, y que, pese a su juventud, lleva la batuta en el centro del campo del equipo amarillo aportando tres goles y cinco asistencias en 15 partidos de Bundesliga. Caso parecido es el de Tyler Adams, a sus 21 años, en el RB Leipzig. El club de las bebidas energéticas tiene una política de dar oportunidad a los más jóvenes y con Adams lo está cumpliendo. Mientras, en el Bayern Múnich encontramos a Chris Richards, cuya participación ha ido creciendo en la defensa de los de Flick, en el Borussia Mönchengladbach a Joe Scally y en el Wolfsburgo a John Brooks. Nacido en Berlín, pero con nacionalidad estadounidense y un jugador indiscutible en el equipo de la Wolsvagen. Todos estos jugadores sumados a Timothy Weah en el Lille, Richard Ledezma en el PSV y Brenden Aaronson en el Red Bull Salzburgo hacen que sea inevitable fijarse en la selección de Estados Unidos como uno de los conjuntos para dar la campanada en los próximos mundiales.

A los nombres citados hay que añadir los del resto de internacionales norteamericanos que juegan en Europa: Ulysses Llanez (Heerenveen), Otasowie (Wolverhampton), Reggie Cannon (Boavista), Antonee Robinson y Tim Ream (Fulham), Natt Miazga (Anderlecht), Mark Mckenzie (Genk), Chituru Odunze (Leicester), Carlos Dos Santos (Benfica), Ethan Horvath (Brujas) y Zack Steffen (Manchester City).