ATLÉTICO DE MADRID

Sin nueve, pinta oscuro

El Atlético generó ocasiones ante el Lokomotiv, pero volvió a echar de menos un delantero para rematar. Además, jugar sin ariete perjudica a João Félix.

João Félix se lamenta durante el Atlético-Lokomotiv de Champions.
Denis Doyle Getty Images

La máquina que tan bien está funcionando en Liga se atascó en Champions donde ni se esperaba ni se debía. El Atlético dominó, creó ocasiones, bombardeó al Lokomotiv (20 remates en total)… pero no marcó. En el Metropolitano quedó la sensación de que el equipo echó de menos un delantero centro, a Suárez, a Costa o, mejor aún, primero a uno y luego al otro, como era el plan al inicio de la temporada. Simeone se ha quedado sin sus dos puntas y eso trastoca los planes y, a la vez, el optimismo. Y lo que viene por delante exigirá una versión sobresaliente del Atleti.

En los primeros 12 minutos, el equipo ya había generado cinco remates y otras cuatro ocasiones que se pasearon por el área. Llorente entraba por la derecha y sus pases rasos no hallaban quien los empujara, lo mismo le pasó a Correa en otra acción desde la izquierda… Un inicio de partido donde se jugó más en el área de Guilherme que en el campo del Atleti y que hubiera dado para sentenciar con algo de puntería, pero que no sirvió más que para sacar un escaso punto.

Tener a Luis Suárez en el campo habría ayudado, aunque eso no habría asegurado la victoria. Pero más allá del remate y el gol, hay situaciones en las que viene muy bien tener un nueve clásico. Por ejemplo, para acompañar a João Félix. El portugués rinde mejor con un compañero que le libere de ciertas tareas, que le fije a los centrales, que le devuelva paredes, que le haga desmarques… En los dos últimos partidos su socio en ataque ha sido Correa, cuyo perfil es más similar al del propio João que a los otros arietes.

Con 0-0, Simeone decidió meter a Camello en el minuto 80. El canterano jugó sus primeros minutos de la temporada y adelantó a Saponjic, que calentó en la banda del Metropolitano. El técnico sigue sin dar oportunidades y parece complicado que pueda tenerlas incluso sin los dos primeros delanteros. En la práctica, el Atleti estará ahora mismo sin delantero centro.

Un calendario apretado y duro

El traspié ante el Lokomotiv sirve como aviso al Cholo y su tropa. En los próximos 16 días, el Atlético juega contra el Valencia, el Bayern, el Valladolid, el Salzburgo y el Real Madrid. Costa no estará en ninguno de esos partidos y Suárez, que primero tiene que superar el coronavirus, no regresará en su mejor forma. Los João, Correa, Carrasco y Llorente (más la aportación de Lemar y Vitolo) tendrán que asumir la responsabilidad de los nueves ausentes, pese a que todos ellos rinden mejor desde la segunda línea.

“No nos podemos detener en lo que no tenemos, si no en potenciar lo que tenemos”, reflexiona Simeone, que advirtió con razón que ante Osasuna, sin arietes, el Atleti marcó tres goles. Que el 0-0 con el Lokomotiv sea un accidente y no el síntoma de algo preocupante podrá corregirlo en equipo en los próximos exámenes...