REAL MADRID

Camavinga, agente 'libre'

El centrocampista se ha separado de su representante y comienza una guerra de 'superagentes' por añadir al objetivo del Madrid a sus carteras.

Eduardo Camavinga (18 años) se ha convertido en protagonista perenne de la actualidad futbolística desde su irrupción en la élite la pasada temporada y, principalmente, desde que el Real Madrid le ha incluido en su hoja de ruta. En el Santiago Bernabéu tienen dos nombres escritos con letras doradas para con el futuro próximo de la entidad: Kylian Mbappé, para 2021, y Erling Haaland, para 2022. Con el prometedor centrocampista del Rennes como acompañante de lujo del astro del PSG, el gran anhelo blanco, el próximo verano. Si al comienzo de curso visitó portadas con sus luces, luego con sus sombras y más adelante con espaldarazo definitivo del Madrid, ahora es una decisión la que marca su presente y, sobre todo, su futuro: Camavinga ha dejado a Moussa Sissoko, su agente hasta ahora, según informa footmercato. El francoangoleño cambia de paradigma y se convierte en agente 'libre'.

Este viraje en el rumbo de su carrera llega en un momento crucial de la misma, pues la negociación de un nuevo contrato con el Rennes, con quienes termina su vinculación en junio de 2022, protagoniza su horizonte. Camavinga, cuyo futuro será gestionado por su padre Celestino, de momento, ha ocasionado con su decisión un terremoto en el mundo de los agentes. Los representantes e intermediarios con mayor poder del planeta se frotan las manos para intentar sumar uno de los billetes más valiosos del presente a sus ya millonarias carteras.

Batalla de carteras millonarias

Así, como bien desliza el citado medio, Jorge Mendes, Jonathan Barnett y Pini Zahavi están más que listos para aprovechar su oportunidad. Para que nos entendamos, el agente del Cristiano Ronaldo, el de Gareth Bale y uno de los intermediarios más importantes que ayudara a Neymar a aterrizar en el PSG. El menos conocido a nivel popular puede ser este último. Zahavi es israelí, tiene pasado en los medios de comunicación y explica su oficio de la siguiente manera: "Pongo en contacto a clubes, fondos, jugadores y agentes. Los reúno y me pagan mi comisión". Se hizo famoso gestionando la carrera de Rio Ferdinand y, como decimos, cocinó la gigantesca operación Neymar-PSG-Barcelona.

Entre este listado, corto pero contundente, de grandes personalidades podría estar el encargado de llevar los asuntos futuros de nuestro joven protagonista. Con los dos primeros, Mendes y Barnett, huelga explicar las relaciones pasadas y presentes que les unen al Madrid. En tanto que Zahavi aún no ha logrado que su nombre figure en ninguna operación cristalizada, toda vez que fracasó en su intento de llevar a Lewandowski al Real en 2018. Veremos si es finalmente uno de ellos el ganador de la batalla por Camavinga y qué efectos secundarios ocasionaría.

Interrogantes fuera de foco

Sea como fuere, el mediocentro ha colocado nuevos interrogantes a un futuro que ya dejó en el aire en declaraciones recientes. "Los grandes clubes me hacen soñar", comenzaba para responder a una pregunta sobre el interés del Madrid hace unos días. Aunque matizaba al momento: "Pero no puedo revelar particularmente uno para mi futuro". Todo ello antes de hablar de la renovación que tiene ante sí: "¿Si deseo seguir en Rennes? Ya veremos. No hemos establecido una fecha para discutir sobre mi futuro, no tengo prisa al respecto". Seguro que en el Paseo de la Castellana tampoco tienen demasiada prisa para que esa conversación se produzca.

Todo ello coloca una enorme carga mediática sobre los hombros del jugador, aunque el haber caído eliminado de la Champions le vaya a sacar del foco principal. Al menos, entre semana. Su actuación en la máxima competición continental no ha sido todo lo convincente que seguro le hubiera gustado. Tras ser titular en el empate en casa contra el Krasnodar (1-1), Camavinga se quedó fuera en la segunda y tercera jornada por problemas físicos. Las derrotas ante Sevilla (1-0) y Chelsea (3-0) cimentaron un adiós que se ha confirmado tras caer en Roazhon Park ante los ingleses este martes (1-2), a pesar de la vuelta al once de nuestro protagonista. El objetivo ahora, renovaciones y rumores aparte, debe ser superar al Krasnodar en la carrera por la Europa League para que el foco europeo no desaparezca por completo.