FÚTBOL

Hulk deshoja la margarita

El brasileño parecía cerca del Oporto, pero ha rechazado el primer ofrecimiento. Zenit, Palmeiras, Vasco da Gama, la MLS y Arabia, interesados.

Hulk deshoja la margarita
JOHANNES EISELE AFP

Hulk (34) afirmaba tiempo atrás que renovar con el Shanghai SIPG de la Superliga China no era una opción y que no le faltaban las ofertas. Pues bien, con el mercado invernal cerca de abrir sus puertas, parece que no le falta razón. En los últimos días parecía que su retorno a casa estaba cerca, pero desde ESPN afirman que el delantero habría rechazado la primera tentativa del Oporto. El salario ofertado inicialmente, 1.5 millones de euros, no parece ser suficiente para un jugador que se embolsa, nada más y nada menos, que 20 millones netos en el país asiático. 

Según apunta el citado medio, los dragones estarían dispuestos a subir hasta 2.5 para convencer a su exestrella. Sin embargo, ofertas mucho más jugosas aparecen sobre su mesa. Una franquicia de la MLS, de la cual no se desvela la identidad, puede llegar hasta los 4.2 millones de euros. Una cantidad similar a la que presenta otro de sus ex, el Zenit de San Petersburgo, y un conjunto del golfo Pérsico, cuyo nombre tampoco ha trascendido. Además, desde su país también llaman a sus puertas, con el Palmeiras pudiendo alcanzar los 110.000 euros al menos (1.32 millones al año) y el Vasco da Gama en contacto con nuestro protagonista y su agente. Muchos pétalos en una margarita que Hulk debe deshojar en apenas un mes.

A pesar de ser ya un veterano y ver la selección brasileña, en la cual ha sido internacional en 48 ocasiones (11 goles), de lejos, sigue teniendo pólvora suficiente como para rendir al más alto nivel. En China ha sido uno de los jugadores más destacados y no se ha tomado su estancia allí como un retiro espiritual de donde traerse un fajo de billetes. 75 goles y 54 asistencias, su bagaje en Shanghai, así lo atestiguan.

Su regreso al Oporto sería, sin duda, la opción más melancólica. Tres ligas, tres copas, otras tantas supercopas y la UEFA de la temporada 2010-11 son el botín con el que se marchó a San Petersburgo, 40 millones de euros mediante. Un Zenit que también le quiere, pero enfundarse de nuevo la elástica blanquiazul sería volver al lugar que le abrió hueco en la élite continental.