FÚTBOL INTERNACIONAL

El increíble Hulk se deja querer: "Tengo ofertas de España, Italia, Inglaterra, Alemania, Portugal..."

El delantero brasileño, de 34 años, volvió a jugar el lunes con el Shanghai SIPG, con el que acaba contrato en el mes de diciembre y no piensa renovar.

Hulk llegó a sonar en su día para el Real Madrid en 2013. También para el Atlético en 2008. Incluso para el Espanyol el año pasado, cuando el ex del Oporto aún no se había planteado salir de Shanghái. Aterrizó en China en 2016, por 55,8 millones de euros, procedente del Zenit de San Petersburgo, donde entre 2012 y 2016 marcó 80 goles en 140 partidos. El delantero brasileño, que acaba de cumplir los 34 años, parece no haber dicho su última palabra en el fútbol europeo, pese a que perdiera hace años el cartel de súper estrella. En cuatro años en China ha marcado 69 goles y repartido 53 asistencias en 125 partidos, aunque en 2020, debido al coronavirus, solamente ha disputado un encuentro. El SIPG de Shanghai debutó el pasado lunes en la Súper Liga China contra el el Tianjin Teda y Hulk fue el capitán. Fue el primer partido oficial del club desde que Hulk anunciase que no renovará el contrato que termina en diciembre. "Estoy escuchando muchas propuestas de Brasil y muchos lugares incluso en Europa: Turquía, Portugal, Inglaterra, España, Italia, Alemania... Y también tengo una oferta de China. Cada día llegan más propuestas nuevas. Gracias a Dios, tengo un nombre muy fuerte en el mercado. Los clubes me han estado siguiendo y me mantengo al día físicamente, ayuda mucho", explica el delantero en una entrevista en Lance.

Hulk no parece arrepentido por el camino que llevó en su carrera: "No pondré el tema económico por delate del deportivo. Estoy hablando con Dios para tomar la mejor decisión, ser muy feliz y continuar mi carrera. Donde fui, hice historia. Le pido a Dios que me bendiga y sigo escribiendo esta hermosa historia en el fútbol". El futbolista sólo jugó dos partidos en su país, con el Vitoria, y ahora hay cantos de sirena procedentes del Palmeiras: "Tengo un afecto especial por este equipo, pero no puedo decir que, en enero, estaré en Palmeiras o no. No quiero engañar a nadie. Soy muy profesional, jugaría en cualquier club. Si voy a Brasil, siendo Palmeiras o cualquier otro equipo, me ocuparé de dar lo mejor de mí. En el campo, dejaré todo allí y daré mi vida para ayudar al equipo, sea lo que sea. Lo hago por pasión".