REAL MADRID

Alaba apunta al Real Madrid

Las negociaciones para su renovación con el Bayern se han roto, el verano que viene queda libre y sus agentes lo han ofrecido en varias ocasiones.

Llegan noticias desde Múnich que hablan del desencuentro entre Alaba y el Bayern de Múnich. El polivalente austríaco (puede jugar de central, lateral por ambas bandas e incluso de interior o extremo) termina contrato con la entidad bávara el próximo mes de junio y su renovación, más allá de estar en punto muerto, parece muy lejos de producirse. Bueno para el Madrid, ya que los agentes del futbolista, como ha venido contado AS en los últimos tiempos, lo han ofrecido para que vista la camiseta blanca en un par de ocasiones sin que las negociaciones llegaran a buen puerto.

El Madrid podría encontrarse sin haberlo pretendido con una operación que le sería más que rentable, sobre todo teniendo en cuenta que la línea de atrás parece ser la más desguarnecida de la plantilla. Alaba podría llegar a coste cero el próximo verano o incluso en el mercado de invierno por un precio casi simbólico.

El pasado mes de marzo, incluso, en Alemania dieron por hecho que Alaba jugaría en el Real Madrid y que Zidane habría dado el sí a la operación. Lo publicó el Diario Bild. Entonces, el jugador estaba a punto de entrar en el último año de contrato, algo que ya ha sucedido.

Según ha podido saber este periódico, en el Real Madrid siempre han tenido a Alaba en la agenda de posibles candidatos para reforzar la defensa, más aún por la insistencia de sus representantes, pero siempre han apostado por cubrir las necesidades con gente de la casa. Ahora, ante el estancamiento de su renovación con el Bayern esa posibilidad vuelve a surgir. Alaba tiene solo 28 años, mucha experiencia y una polivalencia que le hace cubrir varios puestos de una tacada.

El Real Madrid no es el único equipo de primera línea interesado en el jugador. A Alaba también se le ha vinculado en numerosas ocasiones con el Barcelona. Su padre, en 2018, incluso llegó a admitir el interés blanco. “Todo el mundo sabe del interés del Madrid en mi hijo”, dijo entonces. Ese interés es recíproco y, ahora, la oportunidad propicia.