BORUSSIA DORTMUND

Haaland, dispuesto a marcar época

El delantero noruego es el primer jugador en la historia en marcar 12 goles en sus 10 primeros partidos de Champions, según informa Mr. Chip.

Erling Haaland sigue asustando a toda Europa. El delantero noruego ha tenido el crecimiento más espectacular que se recuerda en los últimos años. Hace menos de un año, militaba en el Salzburgo, con el que ya batía récords. Con el equipo austriaco debutó en Champions anotando un hattrick y terminó la fase de grupos con 8 goles, rompiendo un récord que ostentaba Del Piero. Tal rendimiento le convirtió en el deseo de todos los grandes del viejo continente, pero solo el Dortmund se lanzó a por él.

Ante el PSG, en los octavos de final, ya con la camiseta del conjunto alemán, consiguió anotar un doblete. Y esta temporada ya ha anotado ante Lazio y Zenit. En total, 12 goles en sus primeros 10 partidos en la máxima competición. Algo que ningún jugador en la historia ha conseguido, según informa Mr. Chip. A sus 20 años, el noruego está rompiendo todos los récords goleadores y va camino de convertirse en uno de los mejores 'killers' de todos los tiempos.

Para contextualizar, Cristiano Ronaldo, máximo goleador histórico de la competición, tuvo que disputar 47 encuentros para alcanzar esa cifra goleadora. Casi 5 veces más que Haaland. Messi, mucho más precoz que el portugués, necesitó aún 25 partidos, más del doble que el noruego. Ronaldo, el brasileño, marcó su gol número 12 en la Champions tras 32 encuentros. Incluso Mbappé, la gran estrella joven de los últimos tiempos, necesitó 15 partidos. A Haaland le ha bastado con una decena. Promedia un gol cada 61 en la máxima competición continental. Una barbaridad.

Este nuevo récord se suma a los varios datos asombrosos que ya ha conseguido sin superar los 20 años de edad. El 30 de mayo de 2019, Noruega se enfrentaba a Honduras en el Mundial Sub-20. El conjunto nórdico se impuso por 12-0, con 9 goles transformados por su delantero. Sí, era Erling Braut Haaland. La pasada campaña fue el futbolista que más goles y asistencias logró en toda Europa. 44 tantos y otros 10 repartidos le sirvieron, sin embargo, para ser quinto en la carrera por la Bota de Oro, debido a haber conseguido una gran cantidad de ellos en una competición menos como la austriaca. Si sigue su meteórica progresión, no tardará mucho en hacerse con este trofeo.