BARCELONA - REAL MADRID

Nacho, ante la pesadilla del 5-1

El canterano volverá a ocupar el lateral derecho como hizo en la derrota ante el Cádiz (0-1). Ya jugó en esa misma demarcación en la manita que el Barcelona endosó a los blancos en 2018.

Nacho jugó de lateral derecho en octubre de 2018. El Madrid perdió 5-1.
GABRIEL BOUYS AFP

Una de las directrices que Julen Lopetegui, actual técnico del Sevilla, dio a sus jugadores antes del Clásico de octubre de 2018, fue que cada jugador que actuase por delante del lateral, le ayudase a la hora de defender. Pretendía el entonces entrenador madridista cerrar todos los posibles huecos que pudiesen facilitar la entrada a los jugadores azulgrana. Ese día, Nacho jugó como lateral derecho (ya lo había hecho en diciembre de 2017, 0-3 en el Bernabéu a favor de los azulgrana, y en mayo de 2018: acabaron 2-2). Carvajal había caído lesionado en Moscú. Se le diagnosticó una lesión en el sóleo: paró durante mes y medio.

Lopetegui movió fichas además, porque en el último encuentro antes del Clásico, Marcelo tuvo que marcharse dolorido. La idea del técnico es que Nacho se incrustase entre Varane y la banda, dejando a Bale toda el lateral para defender y atacar... y el galés no hizo ni una cosa ni la otra. Es más, no ayudó en tareas defensivas: Jordi Alba tenía una autopista para llegar al área madridista. Así llegó el primer gol del partido: una internada de Alba, llegando hasta línea de fondo y centro al punto de penalti. Coutinho inauguró el marcador.

Hoy, Nacho vuelve al mismo escenario y en la misma posición: en el lateral derecho. Su balance como lateral no es malo: 17 victorias en 24 partidos (tiene también cinco derrotas, dos precisamente ante el conjunto azulgrana, y dos empates). El último encuentro jugando ahí fue la derrota ante el Cádiz (0-1). Hoy espera no repetir la historia de hace dos años...